Sin fecha para las obras

Remodelación de los túneles de Aguadulce: proyecto sin presupuesto

  • Fomento cuenta ya con el proyecto y el estudio de impacto ambiental, pero no hay destinada partida ni plazo para las obras

  • Una directiva europea de hace 15 años obliga a todos los túneles de la Red Transeuropea a cumplir distintas exigencias de seguridad

Un vehículo sale de uno de los túneles de Aguadulce. Un vehículo sale de uno de los túneles de Aguadulce.

Un vehículo sale de uno de los túneles de Aguadulce. / D. A.

Los túneles de la A-7 a su paso por Aguadulce deben ser sometidos a importantes obras de remodelación para adaptarlos a las normativas europeas de seguridad, pero el proyecto no podrá ser acometido a corto plazo por ausencia, nuevamente, de partida presupuestaria. De hecho, el Gobierno tenía de plazo (prorrogado desde 2014) hasta el presente año 2019 para realizar obras en más de un centenar de estas infraestructuras en todo el país, sin que haya podido acometer una empresa de tal envergadura más allá de la elaboración de algunos de los proyectos, incluido el de los túneles almerienses, documento que deberá seguir esperando en el cajón a la espera de fondos.

Salidas de emergencia, comunicaciones informáticas, ventilación o vías de evacuación de líquidos peligrosos, entre otras, son algunas de las exigencias de Europa en materia de seguridad

El marco normativo de la Unión Europea cambió en el año 2004, a raíz de varios accidentes en túneles de Centroeuropa que costaron decenas de vidas. Europa redactó una nueva directiva que exigía medidas de seguridad nuevas en los túneles de la Red Transeuropea. Ésta fijaba unos estándares mínimos de infraestructura y equipamientos para los túneles de la Red con objeto de reducir el riesgo a niveles aceptables. Todos aquellos que estuvieran construidos con anterioridad debían adaptar las infraestructuras a dichas exigencias, referentes a salidas de emergencia, comunicaciones informáticas, ventilación o vías de evacuación de líquidos peligrosos, entre otras.

En España, esta exigencia se articuló a través del Real Decreto 635/2006, que vio la luz poco antes de que estallara la crisis económica en el país. La mala situación económica estuvo principalmente en el origen de la inacción en esta materia. En el caso de los túneles de Aguadulce, hubo que esperar hasta hace solo unos meses para que el proyecto comenzara a dar pasos reales, pese a que ya en el 2010 se había redactado un primer estudio. Así, el pasado 1 de junio de 2018, la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento aprobó la orden de estudio correspondiente al Proyecto de Construcción: “Proyecto de Adecuación al Real Decreto 635/2006 del Túnel de Aguadulce. Provincia de Almería”, que define todas las actuaciones necesarias y que cuenta ya con el estudio de impacto ambiental, que ha sido dirigido por el ingeniero Óscar Albarracín Ruiz y realizado por su homólogo Andrés J. García Amor. El mismo fue entregado en el Ministerio de Fomento el pasado mes de noviembre.

Desde el punto de vista ambiental la actuación que supone un mayor impacto es la implantación de salidas de emergencia en ambos túneles para garantizar la evacuación

El bitubo de Aguadulce permite el paso de mercancias peligrosas y ese es justamente uno de los puntos que la directiva europea obliga a mejorar. Para evacuar los líquidos eventualmente derramados sobre la calzada del túnel está prevista la instalación de una conducción en los puntos bajos de la calzada (según el peralte), mediante un caz con hendidura longitudinal para la captación de caudales, y una tubería colectora para el transporte de los mismos al exterior. El sistema se completa con arquetas sifónicas que interrumpan la propagación de los incendios que eventualmente puedan producirse, y un depósito estanco de recogida de dichos caudales ubicado en el exterior de cada túnel. La excavación de estos depósitos externos movilizará un volumen de unos 120 m3 por cada elemento, según el estudio.

En 2004, a raíz de varios accidentes en túneles de Centroeuropa que costaron decenas de vidas, Bruselas redactó una nueva directiva que exigía medidas de seguridad nuevas en los túneles de la Red Transeuropea

Otras actuaciones relevantes previstas son la sustitución de los equipos de ventilación actuales en el Túnel Norte para hacer frente a un incendio tipo de 30 MW, la implantación de una red de hidrantes y la reseñada de vertidos de líquidos peligrosos, así como la mejora de los sistemas de detección de incendio en túnel, entre otras.

Según advierte el informe del que dispone Fomento, desde el punto de vista ambiental la actuación que supone un mayor impacto es la implantación de salidas de emergencia en ambos túneles para garantizar la evacuación, ya que por la orografía de la zona y la diferencia de cota existente entre ambos túneles no resulta plenamente funcional la disposición de galerías de conexión entre túneles, siendo necesario recurrir a un camino de acceso (emergencia) con la correspondiente galería de evacuación para cumplir con los requerimientos de seguridad definidos en el RD 635/2006.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios