Levante

Policía de Vera y Guardia Civil se quejan por tener que compartir las mismas instalaciones

  • Ambos cuerpos ponen en duda el cumplimiento de las medidas sanitarias durante el estado actual de alarma

  • El alcalde les pide "solidaridad y compañerismo" ante una situación "provisional"

  • Una asociación de guardias civiles ha denunciado ante la Inspección de Trabajo

Jefatura de la Policía Local de Vera. Jefatura de la Policía Local de Vera.

Jefatura de la Policía Local de Vera. / V. Visiedo P.

La Policía Local de Vera comparte desde el pasado lunes las instalaciones de la jefatura con la Guardia Civil de la localidad, tras tener esta que abandonar el cuartel por el riesgo de colapso existente en el edificio, como ya adelantó Diario de Almería el pasado 20 de febrero. Aunque en un principio estaba previsto que la Benemérita ocupase las antiguas instalaciones del Registro de la Propiedad, finalmente se ha instalado en las dependencias policiales por ser "las más idóneas por espacio, equipamiento de seguridad e infraestructuras en comunicaciones”, según ha explicado el Ayuntamiento.

Esta situación ha provocado las quejas tanto de los agentes de policía como de un sector de la Benemérita, representados por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). Ambos consideran que en estas instalaciones no se cumplen las medidas de seguridad e higiene necesarias, más aún en el actual estado de alarma sanitaria por el coronavirus.

La Policía Local, a través de UGT, se ha mostrado "asombrada" ante lo que consideran una "inoportuna decisión del alcalde de ubicar en las dependencias de la Jefatura de la Policía Local las instalaciones del puesto de la Guardia Civil, precisamente en estos momentos de emergencia sanitaria". Se preguntan si no existen otras instalaciones en el municipio "que resulten más adecuadas" y cómo se va a llevar a cabo "el cumplimiento de las medidas higiénicas -limpieza y desinfección-,  la entrada del equipamiento y mobiliario del puesto de la Guardia Civil.

Por todo ello, los policías de Vera piden al alcalde, el popular José Carmelo Jorge, "una mayor preocupación e implicación para que podamos seguir desempeñando nuestras funciones de vigilancia y control de la seguridad ciudadana en unas apropiadas condiciones de salud y le instamos a que reconsidere su decisión y busque una ubicación más adecuada para el puesto de la Guardia Civil, que permita el mejor cumplimiento de las normas de aislamiento y distanciamiento personal minimizando así la probabilidad de la extensión de contagios o aislamientos preventivos entre funcionarios que prestan servicios esenciales y contribuyendo, así, de manera eficaz a paliar la crisis sanitaria originada por la extensión del COVID-19".

En un principio estaba previsto que la Guardia Civil se trasladase a la calle Ali Bey. En un principio estaba previsto que la Guardia Civil se trasladase a la calle Ali Bey.

En un principio estaba previsto que la Guardia Civil se trasladase a la calle Ali Bey. / Diario de Almería

Denuncia de guardias civiles a la Inspección de Trabajo

Por su parte, AUGC Almería, que representa a un colectivo de guardias civiles, ha presentado una denuncia ante la Inspección de trabajo porque considera que las instalaciones no cuentan con las medidas de seguridad necesarias. "Un total de treinta guardias civiles comparten edificio con más de una veintena de agentes municipales, con la particularidad de que los primeros ocupan un ala del inmueble que carece de medidas de seguridad básicas, como salida de incendios propia, o de condiciones de trabajo indispensables, como señal wifi. A esto se añade el hacinamiento de más de medio centenar de trabajadores en las mismas dependencias".

Igualmente, Diario de Almería ha podido saber que desde el traslado de la Guardia Civil a la jefatura los agentes no cuentan con los medios necesarios para poder tramitar denuncias, teniendo que haberse desplazado hasta el cuartel de Garrucha acompañando a varias personas para dar curso a denuncias".

"AUGC denuncia que han sido ubicados en una zona sin salidas de emergencias ni wifi"

Desde AUGC Almería admiten que desconocen si un técnico en Riesgos Laborales ha inspeccionado la idoneidad de las nuevas instalaciones, "temporales hasta que se llegue a un convenio de acuerdo con el Ayuntamiento de Vera, Subdelegación del Gobierno y Ministerio del Interior, que a la vista con lo sucedido en Roquetas de Mar puede llevar 15 años", lamentan.

El Ayuntamiento pide "solidaridad y compañerismo"

Desde el Ayuntamiento de Vera han pedido “la solidaridad y el compañerismo que siempre ha mostrado su Policía Local ante esta situación excepcional, que es provisional, hasta que se busque una ubicación definitiva para la Guardia Civil“, según ha reconocido el concejal de Seguridad Ciudadana, Alfonso García.

El alcalde de la localidad, José Carmelo Jorge, ha indicado que entiende la preocupación de los agentes “en este momento donde todos estamos muy alarmados por la expansión de la pandemia provocada por el COVID-19, pero desde el Consistorio se han tenido en cuenta todas las medidas de seguridad y de distanciamiento personal para minimizar la probabilidad de la expansión de contagios”.

Asimismo, desmienten que en las dependencias de la jefatura de Policía vayan a coincidir 50 personas trabajando al mismo tiempo, pues "los 27 componentes de la Policía Local de Vera no suelen superar los cinco o seis efectivos durante cada turno de trabajo, de los cuales dos parejas (cuatro personas) suelen estar patrullando fuera de las instalaciones", según explican en una nota.

La llegada del cuerpo de la Guardia Civil, compuesto por unos 30 agentes, "supondría la incorporación de seis o siete efectivos por turno, lo que haría que unas 13 o 14 personas como máximo compartieran un espacio de 1.651 metros cuadrados, situación que ofrece las suficientes garantías para la salud de todos los trabajadores durante las salidas y las entradas en los diferentes turnos de trabajo de ambos cuerpos", en opinión del Ayuntamiento. 

"El Ayuntamiento asegura que solo coinciden unas 14 personas a la vez en las instalaciones"

El equipo de gobierno veratense considera que "las dependencias de la Policía Local de Vera se encuentran actualmente infrautilizadas, pues el edificio inaugurado en 2011 cuenta con 1.651 metros cuadrados construidos, distribuidos en dos plantas y un semisótano, contando con un amplio aparcamiento exterior". 

El alcalde ha subrayado que “la Policía Local de Vera es un cuerpo de servidores públicos, que como cualquier otro colectivo de funcionarios pueden tener sus exigencias y reivindicaciones, pero no podemos obviar que la labor de un Policía Local es más compleja y sacrificada que la de otros trabajadores públicos, ya que las dificultades con las que se enfrenta un cuerpo local de seguridad supone afrontar situaciones excepcionales como esta crisis sanitaria, donde además de desempeñar las funciones habituales de vigilancia y control de la seguridad ciudadana tienen que ampliar sus cometidos y aumentar su nivel de exigencia, al igual que está ocurriendo con los sanitarios, que están dando el 200% en esta situación excepcional”. 

En este sentido, Alfonso García ha recordado "el trabajo que está desarrollando la Policía Local en el dispositivo puesto en marcha para la gestión de esta crisis sanitaria". Según el edil veratense, “nuestra Policía Local está respondiendo de forma ejemplar ante todas las necesidades extraordinarias que han surgido, trabajando de forma incansable en todos los requerimientos de esta situación excepcional, por lo que agradecemos este esfuerzo adicional y mostramos nuestro agradecimiento por su gran labor y su compromiso con la sociedad veratense”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios