VERA

Puerta Grande para la primera de las Jornadas del Toro Bravo en la Cocina

  • Terraza Carmona celebra su evento gastronómico por excelencia del 13 al 15 de noviembre

  • Grandes cocineros de Almería y Murcia han compartido cartel

Antonio y Ginés Carmona, de Terraza Carmona, con los cocineros de la primera jornada. Antonio y Ginés Carmona, de Terraza Carmona, con los cocineros de la primera jornada.

Antonio y Ginés Carmona, de Terraza Carmona, con los cocineros de la primera jornada. / V. Visiedo P.

A las cinco de la tarde, hora taurina por excelencia, salían por la Puerta Grande de la cocina de Terraza Carmona los cinco chefs que elaboraron los platos del primer menú de las XXV Jornadas del Toro Bravo en la Cocina. Habían culminado con brillantez una espléndida faena, digna de dos orejas y rabo, ofreciendo una suculenta comilona para al menos un centenar de personas.

Los salones del templo culinario veratense estaban llenos. A esa hora algunos apuraban la copa y otros le hincaban el estoque al postre (delicioso, por cierto). El anfitrión, Antonio Carmona, agradecía su presencia a los cocineros llegados desde Águilas (Murcia), Mojácar, Aguadulce y Almería capital, con los que compartió cartel.

Abrieron plaza el Restaurante Xmile by Botaniq de Mojácar con un mini sándwich de carrillada de toro, crema de encurtidos y ajo negro, y el Restaurante Mistela Gastronomía, de Aguadulce, con un tartar de novillo, gambitas y aguacate sobre sopa fría de jalapeños y tikka masala.

Tartar de novillo. Tartar de novillo.

Tartar de novillo. / V. Visiedo P.

Se cambió el tercio para dar paso a Catering Lima Roja, de Almería, con un rissoto de rabo de eral con crujiente de cecina de vaca, de excelente presentación y mejor desempeño en boca.

El siguiente en salir al ruedo fue Restaurante El Refugio de Juanfran, de Águilas, con un curry de toro de lidia, coco y hierbas. Deliciosos bocados de toro con una mezcla de sabores audaz y atrevida, donde compartían protagonismo los frutos secos con la hierbabuena, cilantro y el clavel chino.

Para terminar con las elaboraciones de toro bravo, Restaurante Terraza Carmona sirvió una “Garrocha” de solomillo de becerro de tientas con “paseíllo” de verduras y salsa de gurumelos. Una suavísima carne, 100% ecológica y de origen español, con la que los comensales podrían haber sacados al viento sus pañuelos blancos en señal de júbilo. Una delicia.

Garrocha de solomillo de becerro. Garrocha de solomillo de becerro.

Garrocha de solomillo de becerro. / V. Visiedo P.

Para acabar la comilona, una copa de crema y frutas de temporada con terna de chocolates. Una suerte de diferentes texturas, entre la cremosidad de la mousse y el crujir de las láminas de chocolate, con sorpresa de gelatina de cítricos.

Todo ello, por supuesto, regado con los mejores vinos, cervezas y refrescos. Para la sobremesa, un café y una copa de gintonic, para comenzar la digestión.

Gintonic para digerir la comilona. Gintonic para digerir la comilona.

Gintonic para digerir la comilona. / V. Visiedo P.

En la jornada de este jueves serán otros cuatro restaurantes de Almería y Toledo quienes acompañen a Terraza Carmona en la elaboración de un menú que incluirá lingote de cuatreño con foie; wellington de res brava sobre manto de hummus, callos de añojo con boletus edulis; carrillada de toro de lidia glaseada al oloroso con huevas de jibia; y lomo de novillo asado, relleno de espárragos, jamón y pistachos en su jugo y un original postre “por montera”.

Todo aquel amante de la buena gastronomía no puede perder la oportunidad de lidiar con tan exquisitos platos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios