Levante

Una asociación de guardias civiles denuncia robos y riesgo de 'okupas' en el cuartel de Vera

  • La Benemérita tuvo que abandonar el edificio en marzo por riesgo de colapso

  • AUGC Almería ha pedido que la Inspección de Trabajo revise las nuevas instalaciones en la Jefatura de Policía

Antiguo cuartel de la Guardia Civil en Vera. Antiguo cuartel de la Guardia Civil en Vera.

Antiguo cuartel de la Guardia Civil en Vera. / V. Visiedo P.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles en Almería (AUGC) ha denunciado en un comunicado que las antiguas instalaciones del cuartel de Vera, que tuvieron que dejar en plena cuarentena por el riesgo de colapso del edificio, "están siendo objeto de robos y que temen que finalmente acabe siendo okupada".

El edificio lleva unos meses sin uso debido al mal estado en el que se encontraba la estructura, y según esta asociación ha habido ya algunos robos en él. 

La asociación de agentes de la Benemérita asegura que han hecho llegar este y otros requirimientos sobre una supuesta falta de material protector contra la COVID a la Comadancia de de Almería y no han recibido respuesta. "Tampoco hemos obtenido respuesta positiva de la Subdelegación de Gobierno ni de la Inspección de Trabajo, a quienes hemos solicitado que revisen las carencias que puedan tener las nuevas instalaciones a las que se ha enviado a los agentes de Vera, en la Jefatura de Policía", manifiesta el comunicado.

Cabe recordar que la Guardia Civil de Vera tuvo que mudarse del cuartel ubicado en la calle Mayor después de que se detectaran “anomalías” en la estructura de edificio y las viviendas anexas en el mes de febrero. Las pruebas estructurales que se realizaron mostraron un "riesgo de colapso".

Si bien en en un principio se iban a trasladar a las antiguas oficinas del Registro Civil, sitas en el Pasaje Ali-Bey, finalmente la Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Vera decidieron ubicar a los agentes de la Guardia Civil en la Jefatura de la Policía Local. 

El cuartel de la Guardia Civil de Vera fue inaugurado en el año 1960, tras muchas décadas de gestiones y deambular de una ubicación a otra. Ya en el año 2017 se demolió uno de los edificios de las dependencias de la Benemérita. En concreto, una torre de cinco plantas de altura donde se ubicaban las viviendas de los agentes de Tráfico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios