Vera

Mejora del espacio peatonal y el itinerario escolar en el entorno de la calle Mayor de Vera

  • Esta reordenación y mejora urbana pretende potenciar la movilidad a pie y mejorar la seguridad de la zona en la que se ubican los dos institutos públicos del municipio y el CEIP Reyes Católicos

Mejora del espacio peatonal y el itinerario escolar en el entorno de la calle Mayor de Vera

Mejora del espacio peatonal y el itinerario escolar en el entorno de la calle Mayor de Vera

El Ayuntamiento de Vera ha puesto en marcha los trabajos de mejora de la accesibilidad peatonal y seguridad vial en el entorno de la calle Mayor del municipio, que contemplan el desarrollo de un itinerario escolar seguro y el calmado del tráfico en toda la zona, con la implementación de un conjunto de medidas encaminadas a reducir la intensidad y velocidad de los vehículos.

Las actuaciones que se llevarán a cabo afectarán además de a la calle Mayor, a las calles Salida Algarrobo, Antonio de Torres, Virgen de las Huertas y calle Mojigato, y están cofinanciadas por la Unión Europea con cargo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), en el marco del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible 2014-2020, dentro del Objetivo Temático 4 de Economía Baja en Carbono con una tasa de cofinanciación del 80%.

La inversión total del proyecto singular asciende a la cantidad de 500.584,99€, de los que el 80% es cofinanciado por la Unión Europea; ascendiendo la ayuda otorgada a 400.467,99€.

El objetivo de la actuación es dar continuidad al itinerario peatonal que conecta con el centro de Vera, aumentando el ancho del acerado en viales principales, por los cuales se realizan en la actualidad desplazamientos  peatonales  con dificultades e inseguridad. Se creará un itinerario nuevo de unos 2 kilómetros de longitud (distribuido en diferentes calles) y de ancho mínimo 1.80m, para garantizar la accesibilidad, según establece el Decreto Andaluz de Accesibilidad. Con el ensanchamiento de acerado se aumentará la visibilidad y se ofrecerá mayor espacio y protección al peatón, fomentando la movilidad y comodidad de los peatones. Del mismo modo, se eliminarán obstáculos como bolardos, alcorques en mal estado, o postes de línea eléctrica que obstaculizan el paso seguro para los viandantes. También se rebajarán los cruces y se realizarán rampas de acceso que facilitarán el tránsito de personas con movilidad reducida.

Además, en la calle Virgen de las Huertas se eliminará un sentido de circulación dado que la calle está saturada de vehículos de paso y estacionados y el espacio para el peatón es mínimo y no cumple con la normativa vigente.

Se incorporará la señalización correspondiente para garantizar la seguridad, tanto horizontal como vertical (pintado de pasos de cebra en intersecciones con la calzada, señalización vertical en calzada para advertir del paso de peatones, etc.).

El nuevo itinerario escolar seguro garantizará la seguridad de los peatones y bicicletas que por él discurren. Se trata de conseguir un entorno amable para acceder a los centros educativos, en el que los padres no tengan que acompañar a sus hijos y que se sientan tranquilos dotándoles de autonomía para que vayan solos. Antes, ir andando al colegio era lo más habitual, pero en los últimos años esto ha cambiado. Ahora, desplazarse a pie solo lo hacen unos pocos. Todo esto acarrea problemas a la población infantil tales como el sedentarismo, falta de comunicación y relación con otros niños, entre otros. Se incorporará la señalización correspondiente para promover la movilidad peatonal hacia los colegios y garantizar la seguridad, tanto horizontal como vertical.   

En el proceso de calmado de tráfico en la zona, se aplicará un conjunto de medidas encaminadas a reducir la intensidad y velocidad de los vehículos hasta hacerlas plenamente compatibles con las actividades que se desarrollan a lo largo del viario. Entre otras medidas, se reducirá la sección transversal debido a un aumento del ancho de la acera, lo que provocará un menor espacio para la circulación y con ello se conseguirá reducir la velocidad en la vía.

Se elaboran pasos de peatones sobreelevados que reducirán la velocidad al circular por ellos; incrementarán la visibilidad de los peatones y por tanto la probabilidad de que los conductores les cedan el paso; mejorará la seguridad vial; impedirán con su instalación que determinados vehículos circulen por ciertas calles al evitar este elemento; y, reducirán la intensidad de tráfico al desviarse a otras vías sin elementos moderadores de tráfico.

Del mismo modo se incorporarán “martillos” o ensanchamientos de las aceras junto a los accesos a una intersección, favoreciendo la movilidad peatonal en ella. Este tipo de medida tiene diferentes funciones: disminuir la velocidad del tráfico que se deriva del estrechamiento de la calzada y de la reducción del radio de giro de vehículos; ampliar el espacio peatonal en las intersecciones; facilitar el cruce de los peatones mediante la disminución del espacio que los peatones han de recorrer en la calzada; aumentar la visibilidad de los peatones en las intersecciones; disminuir el riesgo de circulación y para los viandantes; e impedir el aparcamiento ilegal de vehículos en las esquinas.

Por último, se establecerá zona 30. Esta es un área urbana conformada por “vías de estar”, que corresponden a entornos urbanos más amables y tranquilos en los que los ciudadanos desarrollan sus actividades sin la presión del tráfico y cuya velocidad máxima de circulaciones es de 30 km/h. Las zonas 30 deben de caracterizarse por tener un tráfico básicamente de destino, es decir, que garanticen el acceso a viviendas y actividades terciarias en ellas. Para que este sistema de moderación de tráfico sea eficiente y seguro, se señaliza con la correspondiente señalización vertical y horizontal necesaria en cada caso.

Desde el punto de vista de protección medioambiental, se va a conseguir un ahorro energético estimado del 6,58% y se van a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en unas 48,9 toneladas de CO2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios