Vícar

El Centro Andaluz de Emprendimiento de Vícar acoge a una nueva emprendedora

  • La consultoría Orientta ocupa ya uno de los cinco despachos gratuitos de los que dispone el CADE

Ioana Grigoras, en su despacho del CADE vicario. Ioana Grigoras, en su despacho del CADE vicario.

Ioana Grigoras, en su despacho del CADE vicario. / d. a.

El Centro Andaluz de Emprendimiento (CADE) de Vícar, perteneciente a Andalucía Emprende -entidad pública adscrita a su vez a la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía-acoge a una nueva emprendedora alojada gratuitamente en uno de sus cinco despachos. Se trata de Ioana Grigoras, quien ha puesto en marcha Orientta, una consultoría dedicada al asesoramiento de organizaciones en áreas contable, fiscal y financiera.

Ioana Grigoras es licenciada en Económicas y certificada en autoevaluación de control. Fue una de las integrantes de la Lanzadera Andalucía Emprende de Vícar, que tras completar a finales del pasado mes de julio sus cinco meses de actividad logró la inserción laboral de 18 de sus 20 participantes, 6 de ellos mediante el autoempleo.

Orientta, la empresa que ha impulsado tras 15 años de experiencia profesional en los que ha desempeñado tareas en los departamentos de auditoria interna, contabilidad y ventas en empresas del sector agrario, forestal, hostelería y construcción, ofrece apoyo profesional y analiza y mejora el rendimiento de cadenas de suministros, implementa sistemas de gestión de stock y costes, gestiona los riesgos operacionales junto al equipo del cliente, evalúa los proyectos de inversión y realiza prospección de mercado.

Andalucía Emprende dispone en su web, www.andaluciaemprende.es, de una plataforma de gestión de sus naves y oficinas -125 en la provincia almeriense, concretamente 30 naves y 95 despachos- que permite consultar la disponibilidad de los espacios y solicitar los que estén libres, además de conocer detalles de los proyectos alojados (nombre, sector, número de promotores, fecha de inicio y fin del alojamiento, etc.). Los alojamientos pueden du-rar de seis meses a un año, en el caso de despachos, y hasta tres años en las naves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios