Vícar

El nuevo hogar de la Escuela Agraria

  • La obras de las instalaciones, ubicadas en la zona norte de La Gangosa, acabarán a final de mes

  • Han supuesto una inversión cercana a los 800.000 euros

El nuevo hogar de la Escuela Agraria El nuevo hogar de la Escuela Agraria

El nuevo hogar de la Escuela Agraria

El alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, acompañado de la concejala de Educación, Almudena Fernández, y del director de la Escuela Agraria Vícar, Francisco Valverde, ha visitado las obras de la que será, en breve plazo, la nueva sede del citado centro educativo. Unas instalaciones ubicadas en el conocido como camino de Los Metaleros, en la zona norte de La Gangosa, y cuyas obras han supuesto la rehabilitación de una casa cortijo y las naves de la granja avícola ya existentes. Bonilla ha recorrido las instalaciones conociendo los pormenores del trabajo realizado y de la situación de las obras que se espera estén finalizadas antes de que finalice el presente año.

Para el alcalde vicario, “estas van a ser unas magnificas instalaciones, que vienen a coronar un proceso que comenzó en 2014 y que ha venido jalonado del éxito formativo de una importante cantidad de alumnos, la mayoría vicarios, que han completado sus ciclos formativos y encontrado en la mayoría de los casos, un hueco en el mundo laboral en este sector tan importante para la economía de nuestro pueblo como es la agricultura”.

Igualmente Bonilla ha elogiado las nuevas instalaciones que han supuesto una inversión cercana a los 800.000 euros, así como el trabajo llevado a cabo en estos meses y que han convertido la casa cortijo en la que será el edificio administrativo de la Escuela Agraria, una casa cortijo construida con muros de carga y formada por tres cuerpos prismáticos conectados a través de una gran patio descubierto, que se ha visto modernizada, al igual que las naves avícolas, destinadas a albergar el aulario, habiéndose reservando una parte de las mismas para almacén y taller de maquinaria.

La nueva Escuela Agraria ocupará en su conjunto una parcela de más de 17.000 metros cuadrados que estará limitda por un muro perimetral, cuyas obras se ejecutan actualmente. Junto al edificio administrativo y el aulario, el complejo formativo cuenta con un olivar y un invernadero de unos 5.000 metros cuadrados, así como una balsa. Además el pequeño almacén de maquinaria y aperos existente en el margen oeste de la parcela mantendrá su uso. En total la superficie construida ronda los 1.500 metros cuadrados y no han supuesto ningún incremento de la ya existente en la finca, dado que se ha optado solo por la rehabilitación y cambio de uso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios