La salud es lo que importa

Oxigenoterapia hiperbárica y diabetes

LA diabetes es la primera causa de amputaciones no traumáticas en países desarrollados. Además, se estima que la mitad de las amputaciones de miembros inferiores en todo el mundo se deben a esta enfermedad, según datos de la Asociación Española de Enfermería Vascular y Heridas (AEEV). De hecho, un análisis realizado en Inglaterra durante diez años y publicado este mes en la revista Diabetes & Vascular Disease Research concluye que la tasa de amputaciones es seis veces mayor en pacientes diabéticos que no diabéticos. El pie diabético es una alteración de origen principalmente neuropático inducida por la hiperglucemia, que supone "un importante problema de salud, con gran impacto social, sanitario y económico, que altera la calidad de vida y puede derivar en una amputación", señala el profesor José Luis Lázaro, jefe de la Unidad de Pie Diabético de la Clínica Universitaria de Podología de la Universidad Complutense de Madrid y uno de los ponentes del simposio de medicina hiperbárica. Es por tanto, añade, "un motivo frecuente de consulta en los centros sanitarios al ser un tipo de heridas muy recurrentes".

El aumento de la glucosa en sangre "provoca un estrechamiento de los vasos sanguíneos que repercute en la circulación de la sangre y en la llegada de oxígeno y nutrientes a los tejidos del pie, favoreciendo la aparición de úlceras o heridas con poca tendencia a la cicatrización", indica el profesor Lázaro. Su cura depende de un adecuado tratamiento que combina la descarga de la úlcera, el desbridamiento de la lesión y garantizar una correcta perfusión y disponibilidad de oxígeno, y su fracaso, "puede tener como resultado la infección persistente, la mala perfusión, con la consiguiente hipoxia de los tejidos y la presión o trauma recurrente", comenta. Por todo esto, "una buena alternativa para estos pacientes podría ser la medicina hiperbárica ya que, al mejorar y acelerar la cicatrización gracias al incremento de oxígeno, permitiría reducir el número de consultas, curas y costes, y disminuir las amputaciones", afirma.

La medicina hiperbárica, terapia basada en la aplicación de oxígeno a alta presión, permite reducir el riesgo de amputaciones por pie diabético al acelerar el proceso de cicatrización de úlceras y heridas. Así lo afirman los expertos reunidos en el I Simposio Internacional de Medicina Hiperbárica y Heridas Crónicas que se celebró en Madrid y que contó con la presencia del doctor Thomas Serena, presidente de la Asociación Americana Profesional del Cuidado de las Heridas y vicepresidente del Colegio Americano de Medicina Hiperbárica. Durante el mismo se presentaba el Instituto Nacional de Medicina Hiperbárica (INMH), una asociación multidisciplinar sin ánimo de lucro cuyo objetivo es promover el conocimiento e investigación en torno a esta terapia.

"La oxigenoterapia hiperbárica (OHB) aumenta de manera notable la cantidad de oxígeno disuelto en el plasma, lo que permite recuperar la función celular de los tejidos dañados, mejorar la infección y acelerar el proceso de cicatrización, lo que reduce el riesgo de amputación", apunta la doctora Clara Beltrán, presidenta del INMH.

Tags

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios