XXXIX Reunión Anual de la Asociación Andaluza de Hematología y Hemoterapia Nuevas estrategias frente a las enfermedades hematológicas

  • La Asociación Andaluza de Hematología y Hemoterapia ha celebrado en Córdoba su XXXIX reunión anual

  • La especialidad goza de buena salud y afronta retos importantes con novedades clave en patologías como el Mieloma Múltiple o la Leucemia Linfocítica Crónica

Miembros del comité organizador, en el encuentro informativo impulsado por Celgene durante este congreso. Miembros del comité organizador, en el encuentro informativo impulsado por Celgene durante este congreso.

Miembros del comité organizador, en el encuentro informativo impulsado por Celgene durante este congreso. / Alberto Muñoz (Córdoba)

Comentarios 0

Los nuevos horizontes que la innovación terapéutica ha ido planteando a la hematología dibujan un panorama cada vez más esperanzador para los pacientes. Córdoba acogió los pasados días 26 y 27 de abril, la XXXIX reunión anual de la Asociación Andaluza de Hematología y Hemoterapia, en la que unos 180 especialistas trataron muchas de las innovaciones que marcan ese horizonte, con especial dedicación a patologías como el Mieloma múltiple, la Leucemia Linfocítica Crónica o la llegada de las terapias CAR–T.Para María Luz Martino Galiana, presidenta de esta sociedad científica “nuestro objetivo es que haya más reconocimiento de la especialidad para poder interactuar con la sociedad y con otras sociedades científicas; y para que la ciudadanía nos conozca. Tratamos de poner en común los avances logrados en el último año y compartir nuestras inquietudes”. La doctora es consciente del “esfuerzo que hacen los compañeros para mantenernos al día en los nuevos retos científicos, que se producen muy frecuentemente, casi cada día”. Según explicó en un encuentro informativo impulsado por Celgene durante este congreso, “se trata de ir aumentando nuestro conocimiento sobre los tratamientos para los pacientes; ellos son nuestro objetivo fundamental y para ellos debemos estar al día”.

A la hora de analizar las novedades que se están produciendo en el abordaje de Leucemia Linfocítica Crónica, Margarita Fernández de la Mata, vocal del Comité Organizador de esta reunión Anual y hematóloga del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, explica que se ha avanzado mucho en el conocimiento de la biología de la enfermedad, concretamente respecto a las vías de señalización del receptor de las células B, una vía fundamental para la proliferación de la célula tumoral. “Eso ha permitido que se desarrollen fármacos dirigidos a esa vía concreta y que van a tener un impacto muy positivo en el manejo de la enfermedad”, matiza. Así, indica que “la quimioterapia ha sido el tratamiento convencional hasta ahora, pero los nuevos tratamientos tienen un perfil de eficacia y tolerabilidad muy elevado, incluso en pacientes de edad avanzada, ya que la media de edad está en los 72 años. Son fármacos que se utilizan por vía oral y eso implica también mayor calidad de vida para estos pacientes”.

Para valorar la percepción de los pacientes sobre estas innovaciones, la experta explica que, por lo general, “el paciente no es consciente del gran avance que han supuesto los nuevos tratamientos y as mejoras en diagnóstico”. Para la doctora Fernández de la Mata, el objetivo más cercano que se persigue a la hora de hablar de tratamientos en LLC es continuar con la investigación “para conseguir mejorar o complementarlos tratamientos que tenemos”.

Trasplante infantil de médula

Por su parte, José Ramón Molina Hurtado es vocal de la AAHH y facultativo de la Unidad de Gestión Clínica de Hematología del Hospital Universitario Reina Sofía, un centro referente en trasplante infantil de médula desde que en 1981 empezara a llevarlo a cabo. Desde entonces, se han beneficiado de este procedimiento unos 250 pacientes. Entre los factores que han permitido alcanzar este liderazgo, el doctor Molina cita “el carácter pionero del servicio de hematología en el procedimiento, en Andalucía y España; ya que eso va creando un bagaje y una experiencia que se va construyendo continuamente”. A todo eso suma que el citado hospital “es muy importante en el mundo del trasplante. Hemos sido Unidad de Referencia en el trasplante de progenitores hematopoyéticos para la población pediátrica”, subraya.

La llegada de las terapias CAR–T está teniendo un impacto importante. Para Molina, el objetivo es que sea la mayor cantidad de pacientes la que se pueda beneficiar de este tipo de terapias. Ese número se irá incrementando hasta el 100% que será el objetivo final. “Es una técnica compleja en la que ya trabajamos y somos varios los hospitales que estamos intentando acreditarnos para poder desarrollar estas terapias en nuestro centro y ofrecer a los pacientes con nuestras mejores garantías”.

Libro blanco y fpodérselo uturo de la especialidad

Joaquín Sánchez García, vocal de los Comités Científico, Evaluador y Organizador de esta Reunión Anual y facultativo del Servicio de Hematología del Hospital Reina Sofía, participó en la elaboración del Libro Blanco de la Hematología en 2012. “Estamos revisando el documento, analizamos la dotación de los centros, la capacidad de los recursos humanos y técnicos dedicados a ámbitos como bancos de sangre, coagulación o trasplantes”, explica. “Estamos haciendo la nueva edición y el panorama ha cambiado. Estamos recabando datos y antes de final de año queremos terminar la actualización del documento”. En general, el doctor Sánchez cree que la hematología “está una situación muy buena, con la llegada de nuevos fármacos y opciones para abordar las enfermedades”, subraya.

Concepción Herrera Arroyo, presidenta del Comité Científico, Evaluador y Organizador de esta reunión y jefa del Servicio de Hematología del Hospital Universitario Reina Sofía, subraya que, como sociedad, “el objetivo siempre es trabajar juntos y poder avanzar en reuniones como esta, donde se favorece mucho el contacto con otros profesionales y la creación de redes”. También coincide en que la hematología está en un momento muy bueno: “hemos experimentado un crecimiento importante, en el que hemos pasado de unos pocos tratamientos quimioterápicos que se utilizaban con muchos pacientes a la llegada de nuevas moléculas dirigidas”. En su opinión, las CAR–T son una novedad muy importante a nivel mundial en la que Andalucía no se queda atrás: “tenemos un centro autorizado para la utilización de CAR–T y habrá que ir incrementando las indicaciones y el número de pacientes”.

Antonio Fernández Jurado, consejero delegado de la AAHH, fue vicepresidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia entre 2011 y 2015. A la hora de describir retos comunes de ambas sociedades, el especialista indica que “queremos incrementar el peso de los hematólogos españoles en la sociedad europea”. Además, explica que “la hematología andaluza tenía referentes individuales a nivel nacional, eramos la cenicienta de la hematología, con nuestras virtudes e inconvenientes”. Fernández cree que, en estos momentos, “nos situamos al mismo nivel de otros referentes hematológicos como Valencia, Cataluña o Salamanca, que siempre han brillado”.

Fernández Jurado también participó en la elaboración del Libro Blanco. Para el experto, existe todavía excesiva variabilidad entre las distintas comunidades autónomas. “Ha llegado el momento de hacer una actualización de ese libro blanco para entender los déficits que tenemos y ver en qué situación se encuentra cada una”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios