Día Mundial de la Sonrisa

La sonrisa, ingrediente indispensable en una dieta saludable

Vivir con alegría se refleja en una salud de hierro Vivir con alegría se refleja en una salud de hierro

Vivir con alegría se refleja en una salud de hierro

La importancia de sonreír no tiene límites, y más desde que en el año 1999, Harvey Ball, creador del afamado símbolo iconográfico Smiley Face, decidiera conmemorar el Día Mundial de la Sonrisa para proclamar al mundo, al menos por un día, la importancia de sonreírle a la vida.

Aunque el célebre artista estadounidense falleció en el año 2001, se creó la Harvey Ball World Smile Foundation en su honor para seguir fomentando la alegría con actividades y recaudación de fondos para obras benéficas.

Aunque solo se necesitan doce músculos para sonreír, este simple gesto que puede alegrar la vida de las personas que nos rodean en un mal día, tiene infinitos beneficios para la salud física y mental. 

Beneficios de lucir sonrisa

Al sonreír, nuestro cuerpo libera endorfinas y serotoninas, dos hormonas que nos hacen sentir más felices, menos estresados y mejorar nuestro estado de ánimo. Además, tiene una serie de beneficios para el cuerpo y la mente:

  • Mejora nuestro humor. Sonreír mejora nuestro ánimo cuando estamos tristes, aumentando los pensamientos positivos. La liberación de una hormona llamada serotonina tiene la bendita culpa.
  • La sociedad nos mirará con otra cara. El gesto de sonreír resulta más agradable para el resto de las personas y facilita la construcción de relaciones sociales y de vínculos más fuertes y saludables.
  • Adiós al estrés.  En situaciones de presión, ayuda a mantener la frecuencia cardíaca baja. Además, la sonrisa ayuda a que las neuronas funcionan mejor y podamos pensar de manera más clara.
  • El corazón se relaja. Con las risas, la frecuencia cardíaca aumenta inicialmente para después pasar a un período de relajación muscular que puede evitar la aparición de enfermedades.
  • Un sistema inmunológico contento. Gracias a la liberación de moléculas que ayudan a prevenirlas. Si estamos tristes y con pensamientos negativos, la capacidad del cuerpo para responder a las enfermedades será menor.
  • Sonrisas de por vida. Según varios estudios, las personas que sonríen más, alargan su vida unos 4-6 años de promedio.
  • Efecto dominó. sonreír no solo te beneficia a ti sino a todos los demás. Los seres humanos tendemos a copiar los gestos faciales, por tanto, si sonreímos, ayudamos a mejorar la salud de los demás.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios