Salud en la cuesta de enero

Resaca navideña en tiempos del Covid-19: qué alimentos nos pueden ayudar

Alimentación variada, equilibrada y saludable. Alimentación variada, equilibrada y saludable.

Alimentación variada, equilibrada y saludable.

'Enero, época de cambios' seguro que también has pensado eso... y es que tras un largo confinamiento sumado de las fiestas navideñas, no resulta raro que los hábitos saludables se hayan visto alterados y consecuentemente, se presenten unos kilos de más.  

Afrontar la tercera ola de Covid-19 no es fácil, pero desde el punto de vista de la salud mental (y física, pues son dependientes la una de la otra) debemos reducir el estado de ansiedad que nos pueda producir esta histórica pandemia para centrarnos en reestructurar nuestros hábitos. 

Si bien hay cosas que se han visto muy limitadas en nuestro día a día, pues la responsabilidad ciudadana es importante y necesaria en esta guerra contra el Covid-19, existen hábitos que están bajo nuestro poder y podemos seguir disfrutando: beber más agua, una dieta equilibrada, hacer ejercicio físico, un descanso adecuado, leer, conversar o meditar.  

A la hora de volver a nuestra nueva rutina, es importante evitar el consumo excesivo de información -generado principalmente por las redes sociales- sobre este monotema, marcarse unas pautas diarias a modo de calendario de actividades que te guíen hacia tus objetivos, incorporar ejercicio físico en tu día a día, llevar a cabo una dieta saludable y evitar los mil planes 'detox' y restrictivos, que abarcan grandes efectos secundarios como culpabilidad, rebote, problemas hormonales...

"Los datos muestran que los beneficios del ejercicio físico superarían al riesgo de contagio, por lo que el ejercicio debe promoverse tanto como el aislamiento social."

Si ya de por sí lo anterior resulta fundamental para mejorar nuestro sistema inmune y estado anímico, en tiempos de pandemia, aún más. Es primordial incluir variedad de frutas y verduras. Por otro lado, Juan Carlos Ruiz de la Roja, uno de los autores del libro Coronavirus. Prevención, pandemia y contención (Catarata, 2020), informa que los alimentos con vitaminas B, C, D y E pueden ayudar a combatir el virus. 

Además, asegura que está comprobado que varias vitaminas y minerales de determinados alimentos, están implicados directamente en el aumento de nuestras defensas, como la vitamina D, que puede ser aportada por alimentos como pescados -salmón, sardina,atún...-, leche o huevo, así como una exposición de al menos 30 minutos al sol. 

También, siempre que tengamos unos niveles adecuados en nuestro organismo, está comprobado que la vitamina B, presente por ejemplo en carnes de cerdo, ternera o conejo, puede ayudar a esta maduración de células defensivas, al igual que la vitamina C, que se puede encontrar en frutas como el kiwi, fresas y cítricos o verduras como el pimiento rojo y el brócoli, estimula estas defensas evitando infecciones. 

Luis concluye que "los alimentos ricos en fibra: patata, espárrago, manzana, uva y arándanos refuerzan nuestra inmunidad, no sólo a nivel del intestino, región de nuestro cuerpo por donde transita el coronavirus, sino que también mejora nuestro sistema defensivo en el resto del organismo"

Para enfrentar al virus es esencial reforzar nuestras defensas.

Por lo tanto, hay que priorizar alimentos como los cereales integrales; pescado, carnes magras, aportadoras de vitamina B y aminoácidos para construir los componentes de sistema inmunológico así como hierro y zinc; yogurth natural y productos fermentados, que mejoran la microbiota intestinal y la resistencia a las infecciones; vegetales y fruta: arándanos, frambuesas... o frutos secos, cargados de antioxidantes; y alimentos con efecto antiviral y antibacteriano como el ajo. 

Restringir alimentos con alto nivel calórico y bajo nivel nutritivo, más aún en tiempos donde nuestro nivel de actividad es inferior. Hay que tener en cuenta que no solo es importante el aporte de calorías, sino también el origen de estas y -sin caer en compensaciones calóricas- debemos racionalizar el consumo en función de nuestro grado de actividad, que por lo general, en tiempo de pandemia, es menor. 

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios