Salud

El uso de test voluntarios del sida podría reducir la pandemia

  • El modelo aplicaría el test del VIH a toda una comunidad seguido del tratamiento

Los tests voluntarios de sida, combinados con un tratamiento antirretroviral inmediato si el diagnóstico es positivo, reducirían en un plazo de diez años de 20 a 1 por 1.000 los casos de esta enfermedad allí donde existe una epidemia generalizada. Ése es el resultado de un estudio del departamento del sida de la Organización Mundial de la Salud del que da cuenta la revista médica británica The Lancet en un artículo publicado en su edición electrónica. Aproximadamente tres millones de personas en todo el mundo habían recibido ese tratamiento antirretroviral (TAR) a finales del 2007, pero 6,7 millones seguían necesitando esa terapia y otros 2,7 millones se infectaron a lo largo de ese año. El doctor Reuben Granich, del citado departamento de la OMS, y sus colaboradores utilizaron un modelo matemático para estudiar el efecto que tendría en la propagación de la epidemia someter al test del sida a todas las personas en una determinada comunidad (de más de quince años) y aplicar el tratamiento antirretroviral inmediato. Su estudio, llevado a cabo en Suráfrica, les permitió descubrir que la estrategia en cuestión aceleraría enormemente la transición desde la actual fase endémica, en la que la mayoría de los adultos no reciben ese tipo de tratamiento, a otra de eliminación, en la que la mayoría de los adultos se someten al mismo en un plazo máximo de cinco años. La estrategia reduciría los casos del virus de inmunodeficiencia humana a uno por cada mil personas al cabo de diez años de su plena puesta en práctica, lo que representa un descenso del 95 %.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios