SEMANA SANTA

Saetas de los gitanos de Turre al Cristo de la Misericordia por las calles del barrio

  • Lo portadores del trono le dedican canciones en un bello recorrido por los rincones de Turre viejo

El Martes Santo las calles de Turre resuenan a tambores, cornetas y las saetas de los gitanos al Cristo de la Misericordia. Es una procesión distinta a las demás y por ello llamativa y atractiva para vecinos y visitantes.

Hace apenas una década que la comunidad gitana de Turre comenzó a procesionar este paso con un estilo muy particular y propio. Mientras recorren las calles de la localidad le cantan saetas como ‘Caridad del Guadalquivir’, ‘Niño costalero’ o la ‘Saeta’ de Serrat. Todo ello mientras que portan el trono con un estilo propio, con constantes cambios de ritmo y pasos adelante y atrás.

La procesión del Martes Santo parte de la iglesia de la Inmaculada Concepción para ir adentrándonse poco a poco en las callejuelas estrechas del barrio, también conocido como Turre viejo. De hecho, es el único paso que recorre esta zona del pueblo, ya que hace algunos años dejó de hacerse precisamente por la angostura de sus calles. Ascienden hasta la Plaza del mirador, acompañados por penitentes que descalzos arrastran cadenas, y con la música de la Banda Municipal de Turre (aunque algunas melodías también son pregrabadas).

Cristo de la Misericordia se adentra en las calles del Turre viejo. Cristo de la Misericordia se adentra en las calles del Turre viejo.

Cristo de la Misericordia se adentra en las calles del Turre viejo. / María Luisa Piñero

Especialmente bello es el paso de la procesión por al emblemática calle Sorroche, con la iglesia al fondo y las voces de los hombres y mujeres que portan el trono resonando.

Esta peculiar procesión se ha unido a las ya tradicionales y también reconocidas por su singularidad, como son las del Viernes Santo, con la procesión del encuentro, o la del Domingo de Resurrección, con las archiconocidas ‘carreras de San Juan’.

Precisamente estos días, viernes y domingo, Turre recibirá a decenas de turistas gracias a un autobús fletado por el Ayuntamiento de Turre para atraer, de forma gratuita, a las personas que se hospedan estos días en los hoteles de Mojácar Playa. Es una forma de dar a conocer las tradiciones turreras y, de paso, ayudar al sector hostelero a aprovechar el tirón que tiene la Semana Santa del municipio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios