SEMANA SANTA DE ALMERÍA

Consuelo de un barrio rendido a sus titulares

  • Los vecinos de Alfareros arroparon un año más a su hermandad durante todo el desfile procesional

Salida del Misterio del Descendimiento en Rambla Alfareros Salida del Misterio del Descendimiento en Rambla Alfareros

Salida del Misterio del Descendimiento en Rambla Alfareros / Rafael González (Almería)

Hablar de Silencio es hablar de una de las grandes cofradías de nuestra Semana Santa. Este Jueves Santo volvió a dar una lección de cofradía en la calle con un cortejo procesional cuidado con especial mimo en ambos tramos, y luciendo un gran patrimonio con destacadas insignias como su bella cruz de guía, sin duda totalmente distinta al resto de corporaciones.

Las puertas de la Iglesia de San Agustín se abrieron cuando el reloj sobrepasaba cinco minutos de las nueve de la noche para que el cortejo comenzase a salir desde el interior. Ataviados con túnica y antifaz blanco con escapulario y cíngulo negro fueron en busca de la calle Noria los primeros nazarenos de la corporación, la cual llevó en primera instancia su tramo de infantiles con numerosos niños y niñas ataviados con el mismo hábito aunque sin capirote ni antifaz.

La Capilla Musical ‘Sacra Redemptio’, de la propia Hermandad del Silencio , llenó estos primeros instantes de recogimiento y de la sobriedad que caracteriza a esta corporación del Jueves Santo. Ayer, además, sonó por primera vez la pieza ‘Dulce Consuelo’, dedicada a la titular mariana de la cofradía por José Morales y estrenada en la presentación del cartel del Jueves Santo de la hermandad.

El cuerpo de ciriales precedió la salida del ‘velero’ del Descendimiento. Este impresionante paso de misterio lució en la noche de ayer un exorno floral basado en iris morados, rosas y orquídeas mezcladas con hiedra mini.

Comandado este imponente paso por José Alejandro Suárez, los 40 costaleros mecieron al Santísimo Cristo de la Redención para comenzar su recorrido después de una siempre complicada salida debido a las dimensiones de la puerta del templo y la altura de Nicodemo. Hay que mencionar también que la talla de San Juan lució una túnica bordada en oro sobre terciopelo verde. Auxiliado por Antonio Jesús Gálvez, Antonio Fernández y Dionisio Sánchez, el misterio del Descendimiento reviró hacia calle Noria para adentrarse después en la calle de las Cruces, vía importante para esta cofradía ya que en esta tiene su casa de hermandad.

Más de 75 nazarenos portando en alto cirio blanco precedieron a María Santísima del Consuelo. En el interior del templo sonó el martillo de este dulce paso de palio para que la Reina de San Agustín saliese al encuentro de sus vecinos y fieles. A las órdenes de Manuel Vicente Barranco, uno de los capataces más longevos de la capital, y su hijo Javier Barranco, la ‘Palomita’ de Alfareros salió a la calle para, al igual que el misterio, revirar hacia calle Noria en busca de las Cruces. Con la marcha ‘Jesús de las Penas’, interpretada por la Asociación Músico-Cultural La Mezquita de Alboloduy, esta cuadrilla de 30 costaleros empezó su oficio por las calles de Almería. A esta le siguieron ‘Valle de Sevilla’ y ‘Amarguras’. La Virgen del Consuelo lució con un exorno floral

La hermandad bajó por la citada Cruces hasta Plaza Echegaray para proseguir por Avenida Pablo Iglesias hasta la Puerta Purchena. En Plaza Marín, en el balcón del Restaurante La Encina, cantó una saeta Ana Mar al paso del Cristo y y Antonio Salmerón hizo lo propio al paso de palio por seguiriyas. Pasadas las once y cuarto de la noche, la cofradía se plantó en la Plaza de la Catedral siendo la última en hacerlo en la jornada tras Angustias, Rosario del Mar y Encuentro. Allí, el director espiritual Juan José Alarcón hizo una breve alocución ante ambos titulares cuando los dos pasos encararon la puerta del primer templo de la Diócesis de Almería. Desde dicho enclave, la cofradía bajó por Cubo, Masnou y Real para seguir por General Tamayo hasta el Paseo de Almería.

Ya Viernes Santo, a las doce de la madrugada, la cofradía pidió la venia para entrar en Carrera Oficial. Trabajo minucioso de la cuadrilla de misterio por este Paseo de Almería buscando nuevamente su barrio de Alfareros. El palio del Consuelo subió esta vía principal de nuestra ciudad con las marchas ‘Ione’, ‘Soleá dame la mano’, ‘Margot’, ‘Nuestra Señora del Patrocinio’ y ‘Virgen del Amor Doloroso’ con la que la Reina de San Agustín llegó hasta Puerta de Purchena. La hermandad siguió evangelizando en esta vuelta a su templo por Pablo Iglesias, Echeraray y Rambla Alfareros para hacer su entrada al templo pasados unos minutos de las dos de la madrugada. Con ‘Amarguras’, la ‘Palomita’ de San Agustín hizo en entrada al templo para poner el broche de oro a una gran jornada del Jueves Santo pese al susto de los cofrades por la mañana debido a la incesante lluvia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios