SEMANA SANTA

Turre estrena su Borriquita, el esfuerzo conjunto de sus tres hermandades

  • La imagen es obra de Domingo García Espejo, de Totana

Procesión de La Borriquita en Turre /

Este Domingo de Ramos ha sido diferente en la localidad de Turre. Por primera vez en su historia ha salido en procesión la imagen de Jesús de la Humildad en su entrada triunfal en Jerusalén, conocida como La Borriquita.

En el pasado se representaba con una imagen viviente (una persona interpretaba a Jesús subido en un borrico), pero hace años que se perdió la tradición. Con este nuevo paso se pretende dar un mayor impulso a la Semana Santa turrera.

La Borriquita sale de la iglesia de la Santísima Concepción de Turre. La Borriquita sale de la iglesia de la Santísima Concepción de Turre.

La Borriquita sale de la iglesia de la Santísima Concepción de Turre. / María Luisa Piñero

La Borriquita es el resultado del esfuerzo conjunto de las hermandades de San Juan Evangelista, de la Virgen de los Dolores y de Nuestro Señor Jesús Nazareno. “El Lunes de Pascua del año pasado, cuando estábamos desmontando el trono de la Virgen, un grupo de jóvenes pensamos que por qué no comprar una imagen para el Domingo de Ramos, ya que Turre era de los pocos pueblos que su procesión no tenía imagen”, explica Antonio Baraza.

Así, tras un año de recolectas, rifas, donaciones y con el apoyo del Ayuntamiento, Turre ha conseguido tener su Borriquita. Una talla elaborada por el imaginero Domingo García Espejo, en Totana. En su primera procesión ha usado el trono de la Virgen, aunque la intención es adquirir uno propio para el futuro, e incluso sacarlo a costal. El primer capataz del paso ha sido Juan Ángel Llorente Torres.

Nuevo paso de Jesús de la Humildad de Turre. Nuevo paso de Jesús de la Humildad de Turre.

Nuevo paso de Jesús de la Humildad de Turre. / María Luisa Piñero

Pasadas las 11 de la mañana salía por primera vez a la calle, con el himno de España tocado por la Banda de Música de Turre. Acompañaban al paso decenas de personas vestidas de hebreos y cientos de palmas.

Es tradición también que, tras la misa, se repartan panes bendecidos en representación de la multiplicación de los panes y los peces narrada en las santas escrituras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios