Semana Santa

Los vecinos de Vélez-Rubio recrean Jerusalén para honrar a su Señor

  • La procesión estuvo presidida por la delegada del Gobierno, Maribel Sánchez, y el alcalde, Miguel Martínez-Carlón Manchón

Los velezanos se echaron a la calle con muchas ganas de Semana Santa. Los velezanos se echaron a la calle con muchas ganas de Semana Santa.

Los velezanos se echaron a la calle con muchas ganas de Semana Santa. / Julián Navarro Cabrera

Un recorrido para acompañar a Jesús en su entrada triunfal en Jerusalén por las calles de Vélez Rubio. Los velezanos están con ganas de Semana Santa y lo demostraron con esta procesión que da el pistoletazo de salida a una semana muy intensa cargada de actos litúrgicos y salidas procesionales.

La puerta del convento de la Inmaculada se llenó de público a la espera del largo cortejo de los dos pasos de la hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, la Borriquita y la Virgen de la Amargura desde el convento hasta la iglesia de la Encarnación.

La procesión de las palmas de Vélez Rubio estuvo presidida por la delegada del Gobierno andaluz, Maribel Sánchez, y el alcalde del municipio, Miguel Martínez-Carlón Manchón. Esta procesión estuvo organizada por la Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Procesionaron los dos pasos mencionados anteriormente, el Señor de la Borriquita y Nuestra Señora de la Amargura, acompañados por la Banda de Nuestro Padre Jesús y la Agrupación Musical Maestro Rojas de Vélez Rubio.

La delegada de Gobierno, Maribel Sánchez, presente en la procesión, junto al alcalde del municipio. La delegada de Gobierno, Maribel Sánchez, presente en la procesión, junto al alcalde del municipio.

La delegada de Gobierno, Maribel Sánchez, presente en la procesión, junto al alcalde del municipio. / Julián Navarro Cabrera

La iglesia conventual marca el inicio de la semana mayor de Vélez Rubio. Un mar de capas doradas de la Agrupación de Nuestro Padre Jesús Nazareno abre la procesión que recorre las principales calles hasta el templo parroquial. El paso lento y majestuoso del cortejo inundó las calles velezanas de niños con palmas y nazarenos.

Tras ellos, un numeroso pueblo hebreo, en el que aparecen personajes bíblicos como la samaritana y la reina de Saba anuncia la entrada en la Jerusalén velezana a Jesús el Nazareno sobre una borriquita seguido por multitud de vecinos y foráneos apostados en las calles a lo largo de todo el recorrido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios