Domingo de Resurrección

Despedida con sabor agridulce de la Pasión y de la imagen del Resucitado

  • La Hermandad del Resucitado no pudo poner el broche de oro en las calles a la primera Semana Mayor de Interés Turístico Nacional

Última instantánea de Jesucristo Resucitado frente a los titulares de Estudiantes. Última instantánea de Jesucristo Resucitado frente a los titulares de Estudiantes.

Última instantánea de Jesucristo Resucitado frente a los titulares de Estudiantes. / Javier Alonso

Jornada de despedidas la de este Domingo de Resurrección en la capital almeriense. Día para decir adiós a la Semana Santa pero, a la vez, también dar la bienvenida ya a la Pasión de 2020. Y es que, como bien inciden todos los cofrades una y otra vez, las hermandades no cesan en su trabajo durante los 12 meses del año. Sin embargo ha sido un domingo con doble significado. Además de poner el colofón a la primera Semana Santa bajo el título de Interés Turístico Nacional, la única hermandad que procesionó en la capital también despidió a la imagen con la cual ha desfilado desde su fundación, la de Jesús Resucitado. Esta talla de Coullat Valera, propiedad de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Almería, dijo adiós tras 60 años al pueblo almeriense en una procesión con cierto sabor agridulce.

Y es que, debido a las inclemencias meteorológicas, la hermandad decidió realizar procesión claustral por el interior de la Santa y Apostólica Iglesia Catedral de la Encarnación. La Junta Directiva, consensuando la decisión con la Agrupación de Hermandades, barajó tres opciones. Salir con el itinerario y horario previsto, acortar el recorrido (alertando a varios templos como San Pedro o la Patrona por si era necesario refugiarse por la incesante lluvia) o realizar una procesión claustral como, por desgracia para esta hermandad, ya ocurrió hace unos años. Los peores presagios se cumplieron y, finalmente, tras esperar hasta las dos de la tarde, tomaron esta última decisión ya que la lluvia no remitía y el pronóstico era desfavorable.

El futuro de la hermandad, tocando las campanillas al paso de la imagen. El futuro de la hermandad, tocando las campanillas al paso de la imagen.

El futuro de la hermandad, tocando las campanillas al paso de la imagen. / Javier Alonso

Así se lo comunicó el Hermano Mayor de esta corporación y capataz, Juan Diego Linares, a sus costaleros. Durante los minutos previos, además, aprovechó ‘Juandi’, como lo llaman cariñosamente sus pupilos, para despedirse de esta cuadrilla que comenzó a fraguar, con la inestimable ayuda de sus auxiliares Juan Castro, Víctor Pérez y José Manzano, en el año 2008. Tras cumplir durante la procesión doce años tocando el martillo del ‘Resu’, Juan Diego dijo adiós con unas emotivas palabras a su cuadrilla y poder así centrarse en su cargo de Hermano Mayor de cara a un año importante para la hermandad.

El capataz Juan Diego Linares se despidió de la cuadrilla tras doce años comandando a la misma, centrándose a partir de ahora en su cargo de Hermano Mayor

Con las lágrimas de la emoción en los ojos de muchos costaleros, del cuerpo de auxiliares y del propio Hermano Mayor y capataz hasta ayer, la cuadrilla entró por la puerta de los Perdones a la Catedral para comenzar la citada procesión claustral pasados unos minutos de las dos de la tarde. El templo catedralicio estaba abarrotado de cofrades, fieles, representantes de otras hermandades, de la curia y de la propia Agrupación de Cofradías con su presidenta al frente en la que también fue su última procesión antes de las elecciones que se convocarán próximamente.

La Agrupación Musical Nuestra Señora del Mar de Huércal de Almería también se despedió de esta Semana Santa de 2019. Lo hizo interpretando, en primer lugar, la marcha ‘Resucitó’ para seguir con ‘Señor de la Vida’, composición dedicada precisamente a esta hermandad compuesta por Alejandro Sánchez y estrenada la pasada Cuaresma. Las campanillas de los más pequeños no pararon de sonar durante estos primeros compases de la procesión. El paso del Resucitado encaró la puerta principal a los sones de la marcha ‘El Maestro’, dedicada al Señor de la Oración de la Hermandad de Estudiantes, la cual cumple 75 años de vida este 2019. Precisamente a la corporación universitaria fue dedicada la siguiente levantá del paso por esta citada efemérides, a la vez que esta regaló un ramo de flores al Señor Resucitado. Con ‘Y Subió a los Cielos’, marcha propia de la ‘Agrupa’ también dedicada a esta hermandad, prosiguió el paso procesionando por última vez, al menos en lo que respecta con esta corporación, por el interior de la Catedral.

Agrupación de Cofradías, obispo, consiliario y Hermano Mayor delante de la imagen. Agrupación de Cofradías, obispo, consiliario y Hermano Mayor delante de la imagen.

Agrupación de Cofradías, obispo, consiliario y Hermano Mayor delante de la imagen. / Javier Alonso

Ante la expectación de muchos almerienses que no quisieron dejar solo al Resucitado en esta última procesión de la Semana Santa, el paso cargado por 30 costaleros siguió con su procesión claustral a los sones de ‘Y al Tercer Día’ o ‘La Salve’, entre otras. También quiso tener tanto la hermandad como la formación huercalense un detalle con la otra corporación que tiene la Catedral como sede canónica interpretando la marcha ‘Jesús del Prendimiento’, dedicada al Señor de los ojos verdes de esta cofradía almeriense.

Minutos antes de las cuatro de la tarde, tras poco más de hora y media, el paso llegó a su ubicación junto a las imágenes de Estudiantes con la marcha ‘Ave María’. ‘Estrella, Reina del Cielo’, ‘Y Subió a los Cielos’, 'Señor de la Vida' y ‘Luz de Vida’, estas cuatro empalmadas una tras otra, fueron las últimas marchas que sonaron tras este paso y esta imagen del Resucitado y también las cuatro últimas interpretaciones de esta Semana Santa 2019 que ya es historia. Aunque distinto al resto de los años, los hermanos del Resucitado pudieron procesionar a esta imagen por duodécimo año consecutivo y decirle adiós de la mejor manera posible debido al mal tiempo. La hermandad comienza ya a trabajar en el próximo año en el que estrenarán paso, titular y, previsiblemente, también nuevo lugar de salida. Esto último el tiempo lo dirá. Y como dice un gran cofrade de nuestra Semana Santa. La corporación del Resucitado ya arrima el hombro con Pasión de cara al Domingo de Resurrección de 2020.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios