Sociedad

Arrestado un ertzaina que dirigía una red de tráfico de drogas en Vizcaya

  • Junto al agente, que llevaba una vida normal, han sido detenidas otras cinco personas.

Comentarios 1

Un agente de la Ertzaintza ha sido detenido por la División de Inspección General de la policía autonómica vasca como cabeza de una red de tráfico de drogas desarticulada durante el fin de semana. La operación se ha saldado en total con seis detenidos, incautándose 2 kilogramos de cocaína y 150.000 euros en efectivo, además de vehículos de alta gama, dos armas de fuego y diversas sustancias de corte e instrumentos de precisión para pesado, así como material de embalaje. La detención del agente resultó complicada ya que llevaba una vida aparentemente normal, extremaba las precauciones por si era investigado y se rodeó de compinches sin antecedentes. 

Según informó el Departamento de Interior vasco en un comunicado, la operación venía gestándose hacía meses, cuando investigadores de la División de Inspección General decidieron someter a vigilancias al agente implicado, a consecuencia de informaciones relativas a su posible participación en actividades ilícitas. 

Las primeras pesquisas pusieron de manifiesto movimientos y contactos sospechosos del agente con algunas personas relacionadas con el mundo delictivo, así como importantes ingresos y disposiciones dinerarias en entidades bancarias sin justificación aparente, por lo que se determinó intensificar el control sobre el ertzaina y sobre su entorno más inmediato. Las diligencias fueron comunicadas y declaradas secretas por un Juzgado de Instrucción de Barakaldo.

Tras casi dos meses de estrecha vigilancia, los investigadores precipitaron el final de la operación este pasado fin de semana al tener conocimiento de un viaje a Galicia de uno de los principales proveedores del ertzaina implicado. Por este motivo, se controlaron los movimientos de personas que esperaban el suministro de sustancias estupefacientes hasta la llegada a Bilbao de aquél, hecho que se produjo la misma tarde del sábado.

Una vez que se produjo el esperado intercambio de droga del proveedor con el agente de la Ertzaintza, éste, a su vez, se citó esa noche con otras personas para suministrar parte del material ilícito a su propia red de distribución, realizando un primer intercambio de 200 gramos de cocaína con un varón de su círculo de relación, momento en que se procedieron a realizar las detenciones en cadena de varias personas en diversos puntos de Bilbao, hasta un total de seis individuos, así como diversas entradas y registros en domicilios, trasteros y vehículos.

Como consecuencia de dichas investigaciones se han incautado dos kilogramos de cocaína, sustancias de corte, 150.000 euros en efectivo, balanzas para el pesaje y material para el embalaje de la droga, así como tres vehículos, dos de ellos de alta gama de la marca Audi y Mercedes y dos armas de fuego, una de ellas simulada. En este momento, la operación sigue abierta y aún no se han puesto a disposición judicial a los detenidos, no descartándose más arrestos. 

El ertzaina, de 36 años de edad, llevaba una vida aparentemente normal, lo que dificultó la investigación por las fuertes medidas de seguridad y contravigilancia que adoptaba fuera de su domicilio, tanto cuando caminaba a pie, como cuando circulaba en vehículo. 

Asimismo, el resto de personas implicadas que formaban parte de su entorno más cercano, entre los que incluso se encontraba un empresario jubilado, carecían de antecedentes penales o de requisitorias judiciales que permitieran intuir su dedicación a este tipo de actividades.

Además del correspondiente procedimiento penal al que se enfrenta el ertzaina y los otros cinco implicados por su presunta participación en los hechos delictivos, la División de Inspección General ha comenzado a tramitar la suspensión cautelar de funciones y la incoación de un expediente disciplinario al agente, con el objetivo de proceder a su expulsión inmediata de la Ertzaintza. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios