Sociedad

Encarcelan a la madre de los dos niños hallados muertos bajo tierra

  • Prisión provisional, comunicada y sin fianza

  • El juez se desplazó a un hospital para tomarle declaración

Concentración ante el Ayuntamiento de la localidad valenciana de Godella el pasado viernes para guardar dos minutos de silencio por dos hermanos asesinados. Concentración ante el Ayuntamiento de la localidad valenciana de Godella el pasado viernes para guardar dos minutos de silencio por dos hermanos asesinados.

Concentración ante el Ayuntamiento de la localidad valenciana de Godella el pasado viernes para guardar dos minutos de silencio por dos hermanos asesinados. / Manuel Bruque (EFE)

Comentarios 3

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Paterna ha decretado este domingo el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, para la madre de los dos niños hallados muertos el pasado jueves en Godella (Valencia) como sospechosa de este crimen.

El juez se ha desplazado a un centro hospitalario de Llíria para tomar declaración a la detenida y dictó después el auto de prisión, según informó el Tribunal Superior de Justicia valenciano, que añadió que la detenida está investigada por dos delitos de asesinato y la causa sigue bajo secreto de sumario.

Según fuentes próximas a la investigación y a la espera de que la autopsia determine las causas de la muerte, los cadáveres de los dos menores presentaban golpes en la cabeza.

Desequilibrada

Las mismas fuentes señalaron a Efe que al parecer la mujer sufre desequilibrio mental y tenía alucinaciones, y el día del fallecimiento de los niños tuvo un brote psicótico.

La mujer fue trasladada el viernes al hospital de Llíria para ser sometida a un examen de especialistas que determinase si estaba en condiciones mentales de prestar declaración, sin perjuicio de que en un futuro y en caso de que se solicite por la autoridad judicial, pueda ser sometida a nuevas pruebas, por parte de médicos forenses, con el fin de valorar su imputabilidad.

El padre de los dos menores, Gabriel Carvajal, llegó el sábado, a primera hora de la mañana, al juzgado que instruye el caso y, una vez el forense lo evaluó y dictaminó que estaba en condiciones de declarar, fue interrogado por el magistrado, que lo envió a prisión.

Optó por no decir nada dado que el caso está bajo secreto sumarial. Un abogado de oficio se encargó de asistirle y también estuvo presente la defensora de Gombau.

El pasado jueves, una vez trascendió que los niños habían desaparecido y decenas de agentes los estaba buscando, la madre indicó después de cuatro horas de interrogatorio ante los agentes de Homicidios de la Guardia Civil, la localización de las fosas donde estaban enterrados los niños. La joven recibía desde 2017 tratamiento psiquiátrico en el centro de salud de Godella.