DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus

Crece el aforo permitido para misas y entierros en la fase 2

Los templos de culto amplían su aforo permitido en la fase 2 Los templos de culto amplían su aforo permitido en la fase 2

Los templos de culto amplían su aforo permitido en la fase 2 / José Angel García (SEVILLA)

Para la fase 2, en la mayor parte de Andalucía desde el 25 de mayo, el Ministerio de Sanidad dejó en el BOE de 16 de mayo la cantidad de personas que podrán asistir a misas, velatorios y entierros, señalando que se amplia el aforo máximo permitido hasta el 50%, manteniendo las mismas medidas de seguridad e higiene especificadas para la fase 1.

Misas y actos religiosos

Las iglesias también tuvieron que cerrar sus puertas tras la irrupción del coronavirus en España y la consiguiente crisis sanitaria. El decreto de Estado de Alarma del 14 de marzo prohibía la apertura de las mismas, aunque sí que se establecía la posibilidad de celebrar cultos, lo que llevó incluso a algunos problemas de interpretación que ya están resueltos a través de la desescalada.

La fase 1 del Plan de Transición a la Nueva Normalidad ya estableció el permiso para abrir las iglesias al culto, aunque con limitaciones.

Primero, del aforo, que no puede pasar de un tercio del máximo. Tampoco se permite la presencia de coros, se establece una distancia de seguridad de al menos dos metros, hay que llevar a cabo tareas de desinfección antes y después de cada oficio y las salidas y entradas deben organizarse de forma escalonada para evitar agrupaciones de personas en los accesos e inmediaciones de los lugares de culto.

También se debe poner a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados por Sanidad, obligatoriamente a la entrada.

Entierros

A partir de la fase 1 ya era posible, al fin, que más de tres personas puedan despedir a sus seres queridos. En concreto, para los velatorios se permiten reuniones de hasta 15 personas, si es al aire libre, y hasta 10 personas en espacios cerrados.

La participación en la comitiva para el enterramiento o la cremación es también de hasta 15 personas, además de, en su caso, el ministro de culto o la persona encargada de la ceremonia. En el caso del acto religioso, se atenderá a las mismas normas de asistencia que a los lugares de culto.

Durante la fase 2 el número de personas permitidas para la comitiva se incrementa hasta 25.

La crisis sanitaria he dejado tras de sí un reguero de ‘daños colaterales’ más allá de la triste cifra de fallecimientos. Uno de ellos, que puede acarrear incluso serios problemas psicológicos, ha sido la prohibición de celebrar funerales a lo largo de todo este tiempo.

Las cifras de fallecimientos por la enfermedad, de casi 30.000 personas, se unen a las de muertes por otras causas dejando a miles de familias españoles sin opción de celebrar un entierro que ayude a superar la pérdida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios