Sociedad

Miembros de Greenpeace se encadenan en la central nuclear de Garoña

  • Los ecologistas afirman que 60 de sus miembros han instalado un "contenedor de resistencia" en cuyo interior se encuentran una decena de activistas.

Comentarios 7

Miembros de Greenpeace han colocado en la entrada principal de la central nuclear de Garoña (Burgos) un contenedor, en cuyo interior hay diez ecologistas, mientras que otro grupo se ha encadenado a la puerta de las instalaciones para pedir su cierre, ha informado hoy la asociación en un comunicado.

Según Greenpeace, a las 06:00 horas de esta mañana, 60 de sus miembros han instalado un "contenedor de resistencia" en cuyo interior se encuentran una decena de activistas de la campaña "Yo soy antinuclear", acción con la que quieren exigir al Gobierno "el cumplimiento de su compromiso de cierre de las centrales nucleares y la clausura inmediata de esa central".

Mientras, otro grupo se ha encadenado a la puerta de la central nuclear con pancartas con el lema: "Garoña, cierre ya".

El responsable de la campaña de energía nuclear de Greenpeace, Carlos Bravo, ha señalado que "no hay ningún motivo económico, ni energético, ni medioambiental ni social al que el Gobierno pueda agarrarse para incumplir su compromiso de cerrar Garoña y las demás nucleares".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios