Sociedad

La NASA prueba con éxito una internet espacial que cubre distancias estelares

  • Un sistema similar al de la red usada en la Tierra permite transmitir imágenes desde una sonda que se encuentra a más de 32 millones de kilómetros · La base es un software blindado contra desconexiones

A día de hoy, los astronautas deben introducir los datos de una transmisión de forma manual cuando envían cualquier archivo. Los científicos de la NASA quieren hacer estas comunicaciones espaciales más cómodas y estables y para ello han desarrollado un protocolo de transmisión de datos entre nodos, similar a la internet terrestre, que permite enviar datos de un usuario a otro de forma automática. La primera prueba se ha realizado con éxito enviando imágenes desde una sonda espacial situada a 32 millones de kilómetros. La principal diferencia con internet es que permite largos periodos de espera sin desconexiones para garantizar la llegada de la información.

Desde principios del pasado mes de octubre, los científicos de la agencia espacial estadounidense han estado comprobando el que quieren que sea el sistema de transferencia de archivos del futuro, más rápido, más cómodo, más fiable... El sistema se denomina Red Tolerante con las Interrupciones (Disruption-Tolerant Networking, DTN) y está basado en una tecnología muy similar al Transmission Control Protocol/Internet Protocol (TCP/IP) que usamos a diario en la tierra.

Se han transmitido ya docenas de imágenes del espacio desde una nave situada a más de 32 millones de kilómetros hasta el Laboratorio de Propulsión Jet (JPL) de la NASA en Pasadena, California. Para ello, se ha utilizado como la sonda Epoxi, enviada para encontrarse con el cometa Halley dentro de dos años; por ahora, las pruebas son un éxito. La Epoxi contaba con 10 nodos de transferencia y el centro de la NASA con otros nueve. "Se trata del primer paso para crear una nueva totalmente nueva capacidad de comunicación especial, una internet interplanetaria", aseguró el jefe del equipo de Arquitectura de Redes, Tecnología y Estándares del cuartel general de la NASA en Washington, Adrian Hooke.

La principal diferencia de este protocolo y el TCP/IP es que no se basa en conexiones instantáneas, que si tienen éxito al establecerse el enlace entre nodos se realiza la transferencia y se cancelan si el enlace no se produce. Dado que en el espacio y a millones de kilómetros pueden surgir cientos de interferencias, como planetas que se interpongan, se precisa un protocolo diferente. El DTN guarda la información todo el tiempo que sea necesario si la conexión entre el emisor y el receptor no se produce. Actualmente, los equipos de la NASA se ven obligados a introducir manualmente los datos para realizar una transmisión. Este nuevo protocolo se presenta esperanzador para los científicos espaciales y los ambicioso planes de misiones que emprenden. La internet interplanetaria permitirá en los próximos años nuevos tipos de transmisiones espaciales. Complejas misiones que impliquen aterrizajes múltiples, movimiento o naves en órbita constante permitirán mayor facilidad para permanecer en contacto, recibir y enviar datos u ofrecer apoyo. "En el espacio de hoy en día, un equipo de operaciones tiene que programar manualmente cada link y generar todos los comandos para especificar qué dato se envía, cuando se envía y donde se envía", explicó el coordinador del experimento DTN, Leigh Torgerson. Tras el éxito de la primera prueba, con una duración de un mes, la NASA va a depurar su software y el próximo verano comenzará una nueva prueba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios