Sucesos

Piden 16 años de prisión para un trabajador sanitario por abusar de una menor con síndrome de asperger

Un adulto pone su mano sobre el hombro de una menor, en una recreación. Un adulto pone su mano sobre el hombro de una menor, en una recreación.

Un adulto pone su mano sobre el hombro de una menor, en una recreación. / Archivo

La Fiscalía pide 16 años de cárcel para el trabajador de un centro sanitario acusado de abusar sexualmente de una paciente de 15 años con síndrome de Asperger, trastorno de déficit de atención (TDAH), epilepsia focal temporal y trastorno negativista desafiante.

El juicio contra Olvis H.G. comenzó este lunes en la sección sexta de la Audiencia de Barcelona, donde está imputado por presuntamente haber cometido tres delitos de abuso sexual, uno de ellos con penetración, contra la víctima, especialmente vulnerable por su edad y situación.  

De acuerdo con el informe fiscal, en agosto de 2016 la adolescente ingresó en el Instituto de Transtornos Alimentarios (ITA) de Mataró, donde el acusado ejercía como empleado de mantenimiento y donde supuestamente cometió hasta tres abusos "guiado por el ánimo de satisfacer sus deseos sexuales, siendo plenamente consciente de la edad y los trastornos que afectaban a la víctima y sin mediar su consentimiento".  

Así, en fecha indeterminada entre el 1 de agosto y el 26 de octubre, el procesado besó con uso de la lengua a la víctima en la escalera de la zona de aislamiento, tras lo cual le manoseó el cuerpo, le bajó los pantalones y le practicó sexo oral.  

El segundo encuentro tuvo lugar en el pasillo de la misma área del centro, donde el acusado agarró de la mano a la joven y comenzó a besarla para guiarla después a una habitación y volverle a practicar sexo oral.  

La tercera situación se produjo el 26 de octubre, cuando ambos se encontraron en el mismo punto de la vez anterior: allí el imputado agarró a la víctima y la condujo a un cuarto, donde volvió a repetir los abusos y llegó a obligarla a hacerle una felación.  

Por todo ello, el fiscal pide también que se le imponga la prohibición de aproximarse a menos de 500 metros y de comunicarse con la adolescente durante un tiempo superior en 14 años a la pena de prisión impuesta.  

Solicita, asimismo, que indemnice a la joven con 4.000 euros, cantidad de la que deberá hacerse cargo el Instituto de Transtornos Alimentarios con carácter subsidiario. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios