Urban Mobility Challenge 2020

Cada vez más empresas fomentan la movilidad sostenible de sus trabajadores

  • Decathlon España, Norauto, Navantia, Grupo ULMA, Fagor, ESIC Sevilla, EUSA y PCT Cartuja se han sumado hasta ahora a la segunda edición de la competición que lanza la startup sevillana Ciclogreen en septiembre

  • Los empleados que hagan más kilómetros sostenibles entran en el sorteo de premios y regalos, al mismo tiempo que reducen la contaminación ambiental y mejoran su salud 

Una mujer se desplaza por el carril bici de Sevilla. Una mujer se desplaza por el carril bici de Sevilla.

Una mujer se desplaza por el carril bici de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Los desplazamientos en coche al trabajo generan una contaminación muy importante que se puede y debe reducir para contribuir así a mitigar los efectos del cambio climático, si se fomenta entre los empleados el uso de modos sostenibles: en bicicleta, en patinete eléctrico, andando, en transporte público o en coche compartido.

Con este fin, la firma sevillana Ciclogreen ofrece incentivos a las empresas, administraciones y centros universitarios que promueven los desplazamientos no contaminantes de su personal. Es lo que se denomina ‘Urban Mobility Challenge’, un reto que se celebra del 16 de septiembre al 16 de octubre, coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad.

Cada año se suman más empresas y entidades a esta competición. En la edición de 2020 han confirmado por ahora su participación tanto nacionales como locales: el Parque Científico y Tecnológico de Sevilla (PCT Cartuja), Decathlon España, Norauto, Navantia, el Grupo ULMA, Fagor, Diputación de Granada, ESIC Sevilla y EUSA.

En la edición de 2019 los 10.442 usuarios que participaron ahorraron la emisión de 51.068 kilos de CO2 (dióxido de carbono) a la atmósfera gracias a los 204.291 kilómetros sostenibles recorridos.

Las empresas participantes compiten entre sí por realizar un mayor número de kilómetros sostenible. Mediante la aplicación móvil de Ciclogreen, los empleados pueden registrar sus desplazamientos sostenibles al trabajo y ganar premios por ello. Tan solo tienen que indicar qué medio de transporte sostenible van a utilizar y la app monitorizará el recorrido, registrando los kilos de CO2 no emitidos a la atmósfera.

Los empleados que superen el reto entran en el sorteo de premios y regalos que sirven como incentivos para acumular más kilómetros sostenibles.  

Para la inscripción y participación en esta edición de 2020, hay que acceder a la página web de www.urbanmobilitychallenge.com, donde se encuentran todas las instrucciones. Los empleados deben descargarse la app de Ciclogreen para registrar sus desplazamientos sostenibles y el responsable de la empresa tiene acceso a un panel de control desde el qie puede comprobar cómo está funcionando el reto entre los empleados y también calcular las emisiones de CO2 que se están evitando.

Los beneficios de desplazarse de forma sostenible al trabajo

Según informes del Parlamento Europeo, el transporte es el responsable en nuestro continente de alrededor del 30% de las emisiones de CO2 a la atmósfera cada año. Y dentro de esta cifra, destaca que el 70% se corresponde con el transporte por carretera. 

Según Gregorio Magno, CEO de Ciclogreen, durante el ‘Urban Mobility Challenge’ se traza realmente el “ranking de sostenibilidad y del compromiso que tienen estas empresas por lograr que sus empleados se desplacen de forma sostenible al trabajo con todos los beneficios que ello conlleva”.

El primer beneficio que genera este reto sostenible tiene que ver con la lucha contra el cambio climático. A través de la movilidad sostenible, se logra reducir considerablemente las emisiones de CO2 generadas por el uso irracional del coche. De esta manera, se evita la emisión de gases contaminantes a la atmósfera, preservando así nuestro planeta.

Otra de las ventajas de este reto tiene que ver con la mejora de la salud del empleado y de su calidad de vida gracias al fomento de formas de desplazarse más activas.

Esto también redunda en la empresa, ya que se reduce el absentismo laboral relacionado con las bajas por enfermedad.

Sin dejar la salud de los empleados, este reto sostenible puede contribuir de forma importante a evitar contagios por el Covid-19, ya que si los trabajadores usan la bicicleta o el patinete eléctrico, estas alternativas de transporte individuales reducen la posibilidad de contagio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios