Sociedad

Un nuevo 8-M inundará las calles

  • Los movimientos feministas vuelven a reivindicar sus derechos tras el éxito de convocatoria de 2018

  • Las numerosas manifestaciones pondrán también en la diana en la extrema derecha

Estudiantes protestan en Milán con los sujetadores al vuelo. Estudiantes protestan en Milán con los sujetadores al vuelo.

Estudiantes protestan en Milán con los sujetadores al vuelo. / Paolo Salmoirago / Efe

Las mujeres de España están llamadas a participar este viernes en la huelga feminista y a marchar por las ciudades españolas para denunciar las desigualdades y violencias que aún padecen, una convocatoria con la que el movimiento feminista aspira a volver a demostrar que si ellas paran, "se para el mundo".

Más de mil motivos alegan tener para salir de nuevo a las calles, tras el éxito de las movilizaciones del 8-M 2018, porque además de que la igualdad real sigue siendo una quimera, la lucha feminista ha sido cuestionada por el neomachismo y la extrema derecha.

El movimiento feminista ha convocado una huelga general contra la violencia y la desigualdad que sufren las mujeres en todos los ámbitos, una huelga cimentada en cuatro ejes: laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo. A instancias de la Comisión 8-M, varios sindicatos de ámbito estatal (CNT, CGT, Solidaridad Obrera y Confederación Intersindical) convocan legalmente la huelga general de 24 horas.

Y las dos grandes centrales sindicales, CCOO y UGT, citan a paros de dos horas por turno, de 12:00 a 14:00 o de 16:00 a 18:00 y las dos primeras horas del turno para los de noche.

Son numerosas las acciones con las que las mujeres reivindicarán sus derechos por todo el territorio español. La Comisión 8-M detalla manifestaciones en 65 ciudades, pero sólo en la Comunidad de Madrid habrá 75 manifestaciones.

La principal será la que tendrá lugar en Madrid, que partirá a las 19:00 de Atocha y desembocará en la Plaza de España pasadas las 21:00 bajo el lema Somos imparables, ¡feministas siempre!.

Desde la Comisión 8-M, impulsora de las movilizaciones, "se llama a participar en la manifestación como expresión de las reivindicaciones del movimiento feminista de base, sin protagonismos ni instrumentalizaciones partidistas". El 8-M se celebra este año en plena precampaña electoral, lo que ha llevado al intento de todas las fuerzas políticas de tratar de instrumentalizar una movilización que el movimiento feminista se resiste a politizar.

Desde del PSOE, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, acudirá junto a media docena de ministros y ministras del gabinete. También el vicepresidente de la Comisión Europea, el holandés Frans Timemrmans, aunque no lo hará el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez. Sí participarán miembros de la Ejecutiva del PSOE como Toni Ferrer, Beatriz Corredor o Isaura Leal, entre otros.

Las representantes de Podemos Irene Montero, Sofía Castañón, Ángela Rodríguez Pam, Ione Belarra, Noelia Vera e Idoia Villanueva estarán presentas, al igual que Toni Roldán, Melisa Rodríguez, Begoña Villacís y Marta Rivera, de Ciudadanos. Los diputados de Podemos donarán el salario del día a una organización feminista.

El PP descartó acudir por considerar que el manifiesto que se leerá tras la manifestación es "politizado y partidista" y sólo sirve para "hacer propaganda a la izquierda radical". El manifiesto se posiciona también contra el racismo, la ley de extranjería, las guerras, la ley mordaza y aquellos que "criminalizan la protesta y la resistencia feminista".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios