Sucesos

La Policía alemana investiga cinco muertes, tres de ellas cometidas con una ballesta

  • Las autoridades sospechan que las tres muertes por flechas podrían haber sido suicidios concertados, pero aún no tiene pistas sobre los otros dos cadáveres encontrados.

La Policía alemana investiga cinco muertes, tres de ellas cometidas con una ballesta La Policía alemana investiga cinco muertes, tres de ellas cometidas con una ballesta

La Policía alemana investiga cinco muertes, tres de ellas cometidas con una ballesta / Holger Boden, EFE

La Policía alemana investiga las muertes de cinco personas, tres de ellas halladas en una pensión atravesadas por flechas disparadas por una ballesta y las otras dos aparecidas sin vida en la vivienda de una de esas víctimas.

La policía alemana sospecha que, en el caso de los tres primeros cuerpos hallados en Baviera, se trató de muertes concertadas o suicidios, mientras se investiga cómo murieron otras dos personas relacionadas con el caso.

No hay indicio alguno de la intervención de una cuarta persona en la muerte de esas tres, halladas en la habitación de una pensión por una empleada del establecimiento, que abrió la puerta de la habitación tras comprobar que nadie respondía a sus llamadas.

Los fallecidos son un hombre de 53 años y una mujer de 33, que yacían en una cama cogidos de las manos, cada uno de ellos con una flecha en el corazón, y otra mujer de 30 años que estaba en el suelo con otra flecha en el cuello.

No hay indicios de que se produjera una pelea y todo apunta a que esa segunda mujer disparó primero con la ballesta a la pareja, para después suicidarse con el arma.

Otras dos mujeres muertas

Mientras tanto prosiguen las investigaciones sobre la muerte de otras dos mujeres de alrededor de 30 años en la localidad de Wittingen, en circunstancias no detalladas por las fuentes de la investigación. Sus cuerpos fueron encontrados en la vivienda de la mujer de 30 años que yacía en el suelo de la pensión de Passau y una ellas era su compañera sentimental.

El diario Bild asegura que en esos dos cadáveres no se han hallado rastros de violencia y que por el momento se desconocen las causas de su muerte. El rotativo apunta, asimismo, que el hombre hallado muerto en la pensión tenía una tienda de antigüedades donde por las tardes se impartían clases de esgrima.

Según ese diario, el trío llegó a la pensión el viernes por la tarde y ocupó la habitación que había reservado la mujer de 30 años sin mediar palabra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios