DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sociedad

Más de un tercio de los muertos eran ancianos que vivían en residencias

  • El país registró ayer 8.578 nuevos contagios, hasta sumar 56.188

  • Se prevé que el pico de la curva llegue en los primeros días de abril

Un sanitario traslada una camilla en una residencia de Cájar (Granada), donde diez ancianos han fallecido. Un sanitario traslada una camilla en una residencia de Cájar (Granada), donde diez ancianos han fallecido.

Un sanitario traslada una camilla en una residencia de Cájar (Granada), donde diez ancianos han fallecido. / miguel ángel molina / efe

Las cifras de la epidemia siguen sobrecogiendo y no parecen haber alcanzado aún ese pico a la vez terrible y paradójicamente ansiado. España registraba hasta ayer un total de 56.188 casos (diagnosticados) de coronavirus, 8.578 más que la jornada anterior. Este dato representa un 18% de incremento en la propagación del virus, según los últimos datos aportados por el Ministerio de Sanidad. Una cifra en particular dibujó con más precisión aún los contornos del horror que sacude al país: de las 4.089 personas fallecidas desde el comiezo de la crisis (655 el miércoles), 1.517 eran ancianos que vivían en residencias de toda España, lo que supone el 37% del total de fallecidos por la epidemia, según detalló la Cadena Ser.

En este devastador panorama, con un total de 3.679 enfermos de gravedad en la UCI (513 más del miércoles al jueves), las autoridades se esfuerzan por ver señales de esperanza. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, percibe algunas -pero aún con "mucha precaución"- en la cantidad de personas que han superado la enfermedad: 7.015 desde el comienzo, 1.648 de ellas en las últimas 48 horas, es decir, un 30,7% más de personas que han conseguido recuperarse y abandonar los hospitales. Ello implica que el 12,5% de los contagiados ya han sido dados de alta, detalló Simón en su comparecencia diaria. El número de personas que se curan, concluyó, es "cada día mayor" y "muy superior al de fallecidos", lo que lleva al doctor a albergar "cierta esperanza". Pese a este "buen dato", advirtió, el pico de hospitalizaciones se verá "a partir de la semana que viene".

Preocupa el gran avance del virus en Cataluña, que es ya la segunda región más golpeada

Quedan por delante días muy oscuros aún, por tanto. Particularmente en Madrid, que sigue siendo la comunidad más afectada del conjunto nacional, con 17.166 positivos, 2.090 fallecidos, 1.221 en UCI y 3.882 dados de alta. Aunque preocupa cada vez más la evolución de la epidemia en Cataluña, que en los últimos días ha registrado un gran aumento que la ha convertido en la segunda región más duramente golpeada por el Covid-19, con 11.592 casos, 672 muertos, 1.021 en cuidados intensivos y 1.697 personas curadas.

En su comparecencia en la Comisión de Salud del Congreso de los Diputados, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, afirmó que pese al "fuerte incremento" de los casos confirmados en marzo, los expertos observan -eso sí, "con todas las precauciones"- que los datos de los últimos días apuntan a un "cambio de tendencia, con incrementos menores a los observados en los periodos anteriores". Según las diferentes estimaciones, explicó Illa, el "máximo nivel" de incidencia del virus en el país podría llegar en los primeros días de abril, aunque se producirá "de forma escalonada en las diferentes comunidades".

Fernando Simón reconoció que la información disponible se basa en "datos de notificación que no son los ideales" para seguir la evolución, pues "dan una imagen retrasada" de entre 7 y 10 días. "No tenemos certezas", dijo, pero los datos sugieren que "nos estamos acercando al objetivo de alcanzar el pico de la epidemia para empezar a descender y acabar con ella".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios