La campaña 2020 Cádiz Barcos amarrados por la crisis, los cupos y las paradas biológicas en un mal año en Cádiz

  • El sector pesquero gaditano ha vivido un 2020 cargado de problemas e incertidumbres, con un descenso importante de la demanda, especialmente cuando la hostelería ha debido cerrar

Un barco, amarrado en el Puerto de Algeciras. Un barco, amarrado en el Puerto de Algeciras.

Un barco, amarrado en el Puerto de Algeciras. / D. A.

El sector pesquero gaditano y andaluz se ha movido en los últimos meses en aguas muy turbulentas debido a la enorme incertidumbre por las consecuencias de la crisis sanitaria y el cierre de los caladeros marroquíes, derivado del cierre de fronteras del país norteafricano durante las peores semanas de la pandemia en su primera ‘ola’. Si el pasado año la proliferación de algas era la gran preocupación de buena parte de la flota gaditana –lo sigue siendo, pues el problema continúa–, en este 2020 la paralización de la actividad durante varias semanas fue lo que más trajo de cabeza a armadores y pescadores. Y no solo por la imposibilidad de faenar, sino también por el descenso en la demanda de productos extraídos del mar ante el cierre de los negocios de restauración. Los pescadores perdieron una parte de sus clientes habituales, como bares y restaurantes, y la demanda en los mercados de abasto también bajó por la falta de clientela, lo que mantuvo a un 50% de la flota de los distintos puertos gaditanos y onubenses amarrada.

Algeciras, Barbate, Cádiz, Chipiona, Conil, La Línea de la Concepción, Puerto real, El Puerto de Santa María, Rota, San Fernando, Sanlúcar de Barrameda y Tarifa. Entre todos suman casi medio millar de buques activos (492) y suponen un 34,4% de todos los barcos dedicados a la pesca de Andalucía

Éste, sin embargo, no ha sido el único problema de la campaña pesquera en los litorales mediterráneo y atlántico. La flota de draga hidráulica que faena la chirla permaneció inactiva desde el 21 de marzo, tras la orden de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía por la que decretaba el cierre de la pesquería, después de que la flota hubiera alcanzado la cuota de captura establecida para la campaña 2019/2020. Pesca justificó el cierre de la pesquería tras analizar las capturas registradas en el sistema electrónico de remisión de notas de venta procedentes de las lonjas del litoral atlántico de la comunidad andaluza y después de comprobar la Dirección General que las ventas registradas superaron las 2.100 toneladas determinadas para el Golfo de Cádiz.

El cupo de capturas viene determinado por los estudios científicos. Con la clausura se prohibía el ejercicio de la actividad para las embarcaciones autorizadas para el uso de draga hidráulica y quedaba prohibido capturar, mantener a bordo, transbordar, desembarcar y comercializar chirla procedente de los litorales gaditano y onubense. La Consejería advirtió de que los ejemplares de esta especie capturados de forma accidental debían ser devueltos inmediatamente al mar y que el incumplimiento de esta resolución conlleva sanciones. Las embarcaciones de draga hidráulica no volvieron a faenar hasta julio, ya que durante los meses de mayo y junio tuvo lugar la parada biológica para la regeneración del caladero, que contempla ayudas para armadores y marineros. Por su parte, la flota del cerco permaneció cuatro meses sin poder pescar sardina, debido a que no se había asignado la cuota de captura para este año. De igual manera, a partir del 1 de mayo, el cerco tampoco pudo pescar corvina por la parada biológica establecida para esta especie.

La pesquería gaditana continúa teniendo un importante peso específico en el conjunto de la comunidad autónoma, merced a los 12 municipios que cuentan con flota: Algeciras, Barbate, Cádiz, Chipiona, Conil, La Línea de la Concepción, Puerto Real, El Puerto de Santa María, Rota, San Fernando, Sanlúcar de Barrameda y Tarifa. Entre todos suman casi medio millar de buques activos (492) y suponen un 34,4% de todos los barcos dedicados a la pesca de Andalucía, por delante de Huelva (30,9%), Málaga (17,7%), Almería (14,8%) y Granada (2,3%).

La gran mayoría de la flota gaditana pesca en el Golfo de Cádiz y en los caladeros marroquíes, y tan solo los barcos de Algeciras y La Línea lo hacen en el litoral Mediterráneo. Las artes menores son las más frecuentes, seguidas del arrastre de fondo y el cerco, como las principales técnicas de pesca utilizadas por la flota gaditana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios