Anecoop

Anecoop apuesta por innovar para garantizar la supervivencia del campo

Anecoop apuesta por innovar para garantizar la supervivencia del campo Anecoop apuesta por innovar para garantizar la supervivencia del campo

Anecoop apuesta por innovar para garantizar la supervivencia del campo

La irrupción de la COVID-19 a escala mundial ha supuesto un antes y un después en numerosos ámbitos, entre ellos el de la producción y abastecimiento de alimentos. Si hay algo que desde el mes de marzo ha quedado patente, es la relevancia del sector agroalimentario en la sociedad y la necesidad de contar con un sector fuerte e independiente que garantice el suministro de producto sin estar en manos de terceros. Con su capacidad de respuesta en un marco de gran complejidad, la cadena agroalimentaria ha contribuido a garantizar la paz social, fundamental en tiempos de incertidumbre.

El productor, primer eslabón de esta cadena, necesita más que nunca el apoyo de todo el sector para poder seguir trabajando y produciendo alimentos. Este nuevo escenario nos recuerda la importancia del ámbito científico, presente en nuestro día a día de forma continuada y al que no siempre se da la relevancia que tiene. El mercado es variable, la sociedad marca nuevas tendencias y cambios en los gustos de consumo. Por ello, la mayoría de los productos que consumimos hoy en día han pasado previamente por las fases de investigación, desarrollo y producción. En función del ámbito del producto, algunas de estas fases pueden durar años, a veces décadas, y bajo su desarrollo se estudia también su probabilidad de éxito.

Anecoop dedica importantes recursos humanos y financieros a sus líneas de innovación. Dispone para ello de dos campos de experiencias, uno en Valencia para cultivos al aire libre y otro en Almería, conjuntamente con la Universidad, para cultivos bajo cubierta, y que recibe el nombre de Finca Experimental UAL-Anecoop. Es en estos centros de aplicación práctica donde Anecoop lleva a cabo ensayos y proyectos orientados a la mejora y desarrollo de variedades frutícolas y hortícolas, dedicándose también al estudio de avances tecnológicos para la producción o a su adaptación al cambio climático, entre otros.

El productor necesita más que nunca el apoyo de todo el sector para poder seguir trabajando y produciendo

Este otoño, el campo de ensayos de arranca la temporada con el foco puesto en los subtropicales, con un crecimiento sustancial de la papaya y una apuesta que ya es una realidad, el programa de pitahaya, que ya cuenta con el compromiso de cuatro de los productores integrados en el proyecto de subtropicales de Anecoop. No es de extrañar el interés que despiertan estas frutas, ya que además de su originalidad, son ricas en vitamina C y otras vitaminas, esenciales para reforzar el sistema inmunitario en cualquier momento del año, y más especialmente en el marco de pandemia que atravesamos.

Pero si hay una línea de producto que está experimentando un crecimiento notable, esa es la del cultivo ecológico, tanto en términos de investigación como de producción. Coprohníjar, Hortamar y Agroiris, tres de los socios de Anecoop en Almería, han dado en los últimos tiempos un importante impulso al cultivo de frutas y hortalizas bio, cuya demanda avanza en toda Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios