Empresas

La contribución de Cajamar a la transformación del sector agroalimentario español

  • Cajamar está orientada al desarrollo local y del tejido productivo

Cajamar promueve una amplia actividad investigadora en el sector agroalimentario. Cajamar promueve una amplia actividad investigadora en el sector agroalimentario.

Cajamar promueve una amplia actividad investigadora en el sector agroalimentario. / Diario de Almería

El compromiso de Cajamar con la economía sostenible y el apoyo a los sectores productivos locales, allí donde desarrolla su actividad, constituyen la seña de identidad de su forma de entender y hacer banca social cooperativa más allá de la mera actividad financiera, vinculando sus iniciativas empresariales y sociales a la consecución de una sociedad más justa y equilibrada, tanto en el ámbito urbano como en el medio rural.

En su desempeño diario da muestra de que es una entidad comprometida con el entorno social, económico y medioambiental, que procura minimizar los riesgos e impactos negativos y maximizar los efectos positivos asociados a la actividad financiera, al tiempo que promueve una amplia actividad investigadora y de transferencia de conocimiento dirigida al medio rural. La huella del trabajo que desarrolla a través de su modelo de banca cooperativa no solo puede describirse en términos económicos, sino también de eficiencia, conservación de los recursos, protección del medioambiente e inversión en I+D+i.

En este contexto, Cajamar está orientada al desarrollo local y del tejido productivo, prestando especial atención a las empresas e iniciativas emprendedoras de economía social, con una clara vocación hacia el sector agroalimentario, los profesionales autónomos y las familias. Desde sus orígenes, ha participado muy activamente en la modernización y el crecimiento del sector cooperativo español. Su apoyo no solo se materializa en la prestación de servicios financieros que posibiliten su capitalización e inversiones, sino que también actúa como agente de transferencia de conocimiento, de formación y capacitación de técnicos y gestores, y de correa de transmisión de las innovaciones del sector agroalimentario.

Inauguración de la nueva oficina de Cajamar en Puente Genil (Córdoba). Inauguración de la nueva oficina de Cajamar en Puente Genil (Córdoba).

Inauguración de la nueva oficina de Cajamar en Puente Genil (Córdoba). / Diario de Almería

Como entidad líder de la banca cooperativa española siempre ha sido consciente del papel estratégico y esencial que desempeña la actividad agroalimentaria no solo para vertebrar, cohesionar y hacer sostenible el mundo rural, sino para abastecer las necesidades de las ciudades y el medio urbano. Por ello, en las circunstancias que se están viviendo este año, a raíz de la COVID-19, ha vuelto a demostrar con hechos su condición de entidad referente en este sector, garantizando la disponibilidad de liquidez, flexibilizando los plazos y las condiciones sin costes adicionales, mostrando su firme compromiso con el tejido productivo.

En este escenario, el ejemplo del compromiso de la banca cooperativa Cajamar con la agroalimentación continuó en 2019 con la organización y el patrocinio de más de 250 foros y eventos empresariales y sociales en los que participaron más de 30.000 personas tanto en zonas rurales como urbanas; promoviendo investigaciones, estudios y ensayos realizados en sus dos centros experimentales agroalimentarios, en Almería y Valencia, que fueron visitados por un total de 2.988 profesionales; y organizando 104 actividades de transferencia de conocimiento, que contaron con la asistencia de 5.850 personas.

Además, editó nuevas publicaciones, como el Barómetro Anice-Cajamar de la industria cárnica española, segundo semestre de 2018 y Primer semestre de 2019, Análisis de la campaña hortofrutícola de Almería. Campaña 2018/2019, Observatorio sobre el sector agroalimentario español en el contexto europeo. Ejercicios 2018 y 2019, La apuesta por el talento en las cooperativas agroalimentarias. La formación como palanca para el crecimiento y El sector vitivinícola frente al desafío del cambio climático. Estrategias públicas y privadas de mitigación y adaptación en el Mediterráneo, obra premiada por la Organización Internacional de la Viña y el Vino. Y un total de 18 “agronotas” o análisis de las principales variables económicas del sector agroalimentario.

También publicó un nuevo volumen de la colección de estudios Mediterráneo Económico con el título de “La economía social en el Mediterráneo”, coordinado por el presidente de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), Juan Antonio Pedreño, en la que representantes y expertos de la Unión Europea y del norte de África profundizan en el conocimiento y perspectivas de futuro de este sector. La economía social, a la que pertenece Cajamar, es un sector que representa a 3,2 millones de empresas y entidades que generan conjuntamente más de 15 millones de puestos de trabajo, siendo un actor empresarial que crea empleo de calidad y hace posible un crecimiento económico sostenible e inclusivo, contribuyendo a reducir notablemente las desigualdades y a promover la convergencia económica y social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios