VOX

Cómo perdió Andalucía el miedo a Vox

El partido de Abascal irrumpió en diciembre con casi 400.000 votantes, ahora supera los 800.000 y reparte a sus seguidores de un modo tan trasversal que nunca pudo el PP. Las claves del éxito son el nacionalismo español renacido ante las revueltas catalanas, la emigración y la empatización con los sentimientos rurales. En toda la costa andaluza, Vox es el segundo partido o el primero, y está presente en todas las poblaciones del interior.