Tecnología

Cargar el móvil en segundos es posible con esta batería

La tecnología UQ impulsa una alternativa más ecológica a los iones de litio

La tecnología UQ impulsa una alternativa más ecológica a los iones de litio / @UQ_News

Cargadores en casa, en la oficina, en el coche. La vida es aquello que pasa entre que el móvil se queda con menos de 20% de batería y volvemos a cargarlo.

No son pocos los investigadores que dedican horas y horas de su trabajo en encontrar la fórmula mágica que termine con nuestra ansiedad de comprobar cómo poco a poco (cada vez más rápido) se multiplican las opciones de quedarnos desconectados de la vida sin esperarlo. Y entre ellos parece que hay un grupo que está cerca de hacernos felices a todos. De conseguir que cargar el móvil en segundos deje de ser un deseo y se convierta en una realidad.

Estos héroes de la tecnología pertenecen al grupo de investigadores del Instituto Australiano de Bioingeniería y Nanotecnología de la UQ (AIBN), que en colaboración con la compañía GMG (Graphene Manufacturing Group) han desarrollado una nueva tecnología para modificar el grafeno modificado y conseguir un electrodo más eficiente para cargar las baterías para relojes, teléfonos, ordenadores portátiles, vehículos eléctricos y almacenamiento en red.

Según los test compartidos por los investigadores la nueva batería tiene una vida útil hasta tres veces superior a la de las baterías de iones de litio y una mayor densidad de potencia que hace que se cargue hasta 70 veces más rápido.

Los padres de la criatura, el profesor Michael Yu, el Dr. Xiaodan Huang y el estudiante Yueqi Kong idearon una tecnología que logra que las baterías sean recargables para una mayor cantidad de ciclos sin deteriorar el rendimiento y son más fáciles de reciclar, lo que reduce la posibilidad de que los metales dañinos se filtren al medio ambiente.

El Dr. Ashok Nanjundan, científico jefe de GMG, asegura que el proyecto podría ofrecer beneficios de gran alcance para el almacenamiento de energía, y que las baterías son más seguras porque no usan litio, que pueden causar incendios en algunos teléfonos móviles.

Los eléctricos usados siguen suponiendo un alto porcentaje de transferencias en el primer trimestre Los eléctricos usados siguen suponiendo un alto porcentaje de transferencias en el primer trimestre

Los eléctricos usados siguen suponiendo un alto porcentaje de transferencias en el primer trimestre

Una costosa investigación

El CEO de GMG, Craig Nicol, por su parte, se muestra "entusiasmado con el desarrollo de los prototipos comerciales seguidos de la producción inicial aquí en Australia". Y es que el equipo de investigación de UQ ha recibido 390.000 dólares para desarrollar la tecnología de iones de grafeno y aluminio del Proyecto Linkage del Consejo de Investigación de Australia en 2020.

Aunque GMG afirma que ha dado con un método para reducir el coste de producción del grafeno, no ha indicado cuál será el coste final de estas baterías. El grafeno es un material bastante caro que en la actualidad ronda los 100 euros el gramo y aunque con el nuevo procedimiento la compañía consiga bajar ese precio, está por ver hasta donde llegan.

GMG afirma que a finales de este año ya tendrá listos los prototipos para las primeras pruebas, pero no han hablado de cuándo podrían llegar al mercado ni su plan para producirlas en masa.

Será el momento de darle la vuelta por completo al mercado, de facilitarnos la vida y conseguir implementar de forma definitiva el coche eléctrico en nuestras rutinas, ya que pasaríamos de tener que pasar toda una noche cargando el coche a poder alimentarlo como actualmente le echamos combustible en una estación de servicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios