Tecnología

El ex propietario Seriesyonkis tenía 5 películas y más de 4.000 carátulas en su portátil

  • Peliculasyonkis facturó 840 euros en concepto de publicidad entre 2007 y 2009.

Alberto G. S., ex propietario de Seriesyonkis, a la salida de los tribunales con su abogado. Alberto G. S., ex propietario de Seriesyonkis, a la salida de los tribunales con su abogado.

Alberto G. S., ex propietario de Seriesyonkis, a la salida de los tribunales con su abogado. / EFE

Comentarios 0

La Guardia Civil encontró más de 4.000 carátulas en miniatura de películas y cinco películas comerciales en el disco duro del portátil de A.G.S., expropietario de Seriesyonkis, Videosyonkis y Peliculasyonkis, según declaró el agente que registró el domicilio del creador de los portales en 2009 y accedió a la computadora.

En la segunda sesión del juicio oral de este caso sobre la que es considerada la mayor web pirata de España, este agente de la Guardia Civil ha recordado que el registro domiciliario tuvo lugar en 2009 a instancias de un Juzgado de Arganda del Rey y realizaron un acta sobre la manipulación del portátil, del que extrajeron el disco duro para realizar una copia del mismo.

La Benemérita encontró en el escritorio del portátil una carpeta que contenía otras subcarpetas con el nombre de distintas páginas web. En una de ellas, llamada Seriesyonkis, encontraron seis archivos que contenían las cinco películas comerciales y 4.000 archivos de carátulas de filmes en miniatura, además de facturas y correos electrónicos.

Este agente ha recordado que él solo participó en la redacción del atestado inicial y ha afirmado que el análisis del disco duro no permite asegurar que en la web se alojaran archivos de vídeo comprimidos en formato DIVX. Ha destacado que esta hipótesis aparecía en los informes previos al registro y es compatible con la conclusión que la Guardia Civil habría extraído finalmente, de que Peliculasyonkis no tenía capacidad de almacenamiento necesaria.

Capacidad del servidor

En esta sesión también ha intervenido por videoconferencia el representante legal de la empresa administradora de servidores que tenía alojadas las web Seriesyonkis, Peliculasyonkis y Videosyonkis, quien ha comparado su función con la del propietario de un hotel, que guarda un registro de quien entra y a quien asigna una habitación pero no tiene por qué saber lo que hay dentro.

En este sentido, ha destacado que los siete discos que llegaron a emplear estas tres páginas web investigadas eran del tipo SD, "muy rápidos pero con poca capacidad de almacenamiento", unos 80 gigas en aquella época, lo que apenas podría dar cabida a "unas 80 películas teóricamente, a un giga por filme".

Este administrador no ha podido descartar con rotundidad que los servidores de Seriesyonkis y Peliculasyonkis almacenaran archivos como películas, debido a que él no tenía acceso a los contenidos. No obstante, dada la capacidad de almacenamiento, cree que "no es lo normal o no sería lo óptimo". En concreto, ha manifestado que "no tiene sentido almacenar películas en una SD, porque es un disco muy pequeño".

El representante de esta empresa, que facilita servidores por un precio que oscila entre los 50 y los 350 euros, ha aclarado que él solo tenía acceso a las direcciones IP de conexión, a la hora y el enlace URL, por lo que desconoce por completo los contenidos. "La base de datos es privada de quien contrata el servidor", ha insistido.

En este sentido, ha manifestado que, en caso de incidencias como saturación del servidor o ataques webs, se ponían de inmediato en contacto con los propietarios de Seriesyonquis a través de correo electrónico, tanto con los que crearon la empresa como los que la adquirieron posteriormente.

A este respecto, ha asegurado que trasladaron a los propietarios de Seriesyonkis puntualmente los requerimientos judiciales para retirar contenidos porque ellos no tienen potestad para hacerlo directamente, pero ha recordado que nunca les exigieron retirar "ficheros". A partir de la entrada en vigor de la denominada Ley Sinde, admite que sí recibieron algún requerimiento y se atendían "todos". En concreto, se prohibían archivos, pero destaca que en aquella época los enlaces no era ilegales.

25.000 euros por publicidad

En la vista de este martes también ha intervenido el representante legal de la empresa que prestaba servicios de mail marketing a Seriesyonkis desde 2012. En concreto, esta compañía se encargaba de enviar publicidad a los usuarios registrados en la base de datos de la web presuntamente pirata. "Cuando el usuario se registraba en la web, aceptaba nuestras condiciones y nosotros le enviábamos la publicidad", ha destacado.

Los beneficios de esa publicidad eran compartidos entre la empresa de mail marketing y  Seriesyonkis. En concreto, recuerda que tenían que pagar unos 13.000 euros por cada 300.000 usuarios registrados y, en total, abonaron 25.000 euros a los propietarios de Seriesyonkis tras una disputa judicial por diferencias en la prestación del servicio.

La empresa de mail marketing se vio obligada a acabar con la relación contractual porque no era rentable y les pagaban más dinero del que recibían, según ha declarado su representante legal. Así, reconoce que la colaboración no duró "mucho tiempo" y Seriesyonkis no trabajó "al 100%", por lo que no ha sabido determinar el potencial de usuarios que tenía.

Estos ingresos de 25.000 euros contrastan con la cifra aportada por el teniente coronel de la UCO de la Guardia Civil y capitán de la investigación, quien ha reconocido que el portal Peliculasyonkis facturó solo 840 euros en concepto de publicidad entre 2007 y 2009.

Los productores reclaman indemnización

Finalmente, en la vista oral ha intervenido el representante legal de la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA), que reclama una indemnización como parte perjudicada por la vulneración del derecho de propiedad intelectual.

Ha precisado que EGEDA engloba a todos los productores audiovisuales y ha reivindicado su legitimidad para representarles legalmente en este juicio como acusación particular. De hecho, ha aportado un informe pericial con los daños y ha reclamado el importe que establece en concepto de daños.

En este sentido, ha considerado que su personación en el caso es compatible con la acusación particular ejercida por otros productores audiovisuales que también pertenecen a EGEDA. "No reclamaremos la parte correspondiente a las empresas representadas a título particular, evidentemente", ha manifestado.

Los abogados de la defensa han interrogado al representante de EGEDA sobre D.F., que fue el autor del informe pericial que tasó los daños. "Nosotros creemos que contratamos al mejor profesional por su trayectoria", ha aseverado.

En este sentido, los abogados de la defensa han puesto en cuestión la imparcialidad de D.F., que habría realizado la prueba pericial en 2014 y un año más tarde habría sido contratado por una empresa en la que EGEDA tiene inversiones societarias. Al ser preguntado por si continúa esa participación societaria y si D.F. sigue siendo director general de esa empresa, ha respondido que "supone" que sí.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios