Vehículos

Los cristales 'irrompibles' del Tesla Cybertruck de Elon Musk se destrozan durante la presentación

  • El fundador de Tesla presenta su primera camioneta eléctrica, con hasta 804 kilómetros de autonomía y un precio de salida de 36.000 euros.

  • Durante el lanzamiento, presumió de sus cristales casi a prueba de balas. Un colaborador tiró una bola metálica para demostrar su dureza y atravesó el cristal, en dos ocasiones.

Accidentada presentación del Tesla Cybertruck de Elon Musk

No es la primera vez que una presentación se va al traste porque el producto estrella se cuelga, falla o se rompe. Como es normal, cuanto más ambiciosa y esperada es la presentación en cuestión, más llaman la atención los errores. Y si en ella está envuelto Elon Musk, el desliz tarda segundos en dar la vuelta al mundo.

Es lo que le ha pasado al peculiar magnate y fundador de, entre otras compañías, Tesla, al mostrar en Los Ángeles su nuevo vehículo, el Cybertruck, una camioneta o pick-up eléctrica con hasta 804 kilómetros de autonomía y un precio de salida de unos 36.000 euros.

El propio Musk se subió al escenario para presentar el vehículo, del que aseguro que "nadie esperaba su llegada" y cuya estética está a medio camino entre un vehículo futurista, uno militar y otro salido de un filme de James Bond.

Características

El Cybertruck está en precompra (con una señal de 90 euros) y dispone con tres versiones según su autonomía (402, 482 y 804 kilómetros). Lleva una pantalla táctil de 17 pulgadas y comenzará a producirse a finales de 2021. La fabricación de la variante trimotor con tracción integral comenzará un año más tarde.

Según la versión, tendrá tres capacidades de remolque: 3.400, 4.535 y 6.350 kilogramos. La capacidad de carga trasera es de 2.831 litros y puede acelerar de 0 a 100 kilómetros en 6,5 segundos (single motor RWD), 4,5 (dual motor AWD) y 2,9 (trimotor AWD).

El incidente

Durante la presentación, Elon Musk presumió de que el Cybertruck cuenta con unas ventanillas casi a prueba de balas. Para demostrarlo, un empleado de Tesla subió al escenario y arrojó contra una de ellas una bola de acero. Destrozó el cristal.

Risas en el auditorio y sonrisas nerviosas de Musk, que explicó que quizás había lanzado con demasiada fuerza. Así que le pidió que probase de nuevo, con algo menos de energía. El resultado fue el mismo: un segundo cristal atravesado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios