UD Almería | La crónica Un punto que sabe a poco para el Almería en Alcorcón

  • No fue un gran encuentro de los rojiblancos, pero tuvo las tres ocasiones más importantes

  • Octava semana seguida sin perder y termina la primera vuelta con 29 puntos, en la zona media alta de la tabla

Corpas no acierta ante Dani Jiménez. Corpas no acierta ante Dani Jiménez.

Corpas no acierta ante Dani Jiménez. / Orihuela

El Almería cerraba en Santo Domingo la primera vuelta en busca del sobresaliente que pedía Fran Fernández en la rueda de prensa previa. Con 28 puntos antes de jugar, el objetivo de la salvación está encaminado, pero los rojiblancos quieren mirar arriba y, para ello, era necesario sacar un buen resultado ante un Alcorcón que se encuentra en la zona alta, después de un inesperado comienzo liguero.

El miedo de cada partido, el comienzo, se plasmó a los 30 segundos cuando una pérdida en la medular, acabó en el desmarque al hueco de Pereira, delantero que le tiene históricamente la medida tomada al Almería. Por suerte, René estuvo rapidísimo en la salida y achicó los huecos para que el remate se marchara fuera. El empuje amarillo estaba poniendo en muchas complicaciones a los rojiblancos, sobre todo por la velocidad en banda de Nono y Sangalli, que buscaban la espalda de los laterales de FF.

A los 10 minutos llegó el primer acercamiento almeriense, con un buen cambio de banda hacia Corpas, que combinó de pared con Romera y Jiménez evitó lanzándose al suelo que el jiennense rematara a placer. Quería dominar el Almería, pero la buena presión local y un campo de juego resbaladizo le ponían en muchos problemas. El balón merodeaba demasiado el área de René, Sangalli y Juan Muñoz casi encuentran un premio que estaban mereciendo aunque sólo fuera por la intención que mostraban los locales. Gavilán, que acababa de salir, tuvo la siguiente. Una pérdida inexplicable de Eteki propició un contragolpe a falta de cinco minutos que acabó con una entrada de Ibiza a Juan Muñoz, rozando el punto de penalti. En busca del sobresaliente en la primera vuelta, el Almería no rozaba el suficiente en la primera parte de partido.

Perdona antes del descanso

Con la primera parte tocando a su fin, tuvo el Almería el gol en los pies primero de Corpas, que chutó al cuerpo de Jiménez en el uno contra uno a pase de la muerte de De la Hoz, y en el rechace, Álvaro picó el balón, que se paseó por la línea de gol sin que Romera ni nuevamente Corpas fueran capaces de meterlo en las redes. El 0-0 no se iba a mover de cara a la segunda parte, por desgracia después de estas últimas ocasiones y por fortuna tras el cómputo global de la primera parte.

Romera se echa las manos a la cabeza después de la doble ocasión perdida. Romera se echa las manos a la cabeza después de la doble ocasión perdida.

Romera se echa las manos a la cabeza después de la doble ocasión perdida.

No cambió mucho la dinámica en el comienzo de la segunda parte, aunque Romera tuvo la primera con un chut desde posición lateral, pero el valenciano le dio al balón con el exterior y no encontró portería. Conforme pasaban los minutos, de nuevo el mayor empuje local inclinaba el campo hacia la meta de René, que a punto estuvo de ser sorprendido por Nono. Parralo movía el banquillo en busca de mayor mordiente, mientras FF esperaba, aunque se arriesgaba con Eteki que había visto la amarilla. El primer suplente rojiblanco fue Narváez, que podía hacer daño por la izquierda a Sangalli, extremo reconvertido en lateral, por un Corpas muy desacertado.

El partido entraba en sus quince minutos finales y el Almería no conseguía montar ninguna contra para pillar a un Alcorcón prácticamente volcado. René evitó que un centro chut de Sangalli se convirtiera en el primero. Los centímetros de Sandaza, último cambio local, a punto estuvieron de costar un disgusto después de un agarrón de Ibiza en el área, que pidió al unísono todo el Alcorcón.

Rioja tuvo el gol del triunfo

En su primera intervención, Narváez se fabricó una gran jugada individual, que despejó como pudo el meta alfarero y el rechace le cayó a Rioja, con toda la portería para él, y chutó al bulto. Era la ocasión que esperaba el conjunto rojiblanco y la desperdició. El 0-0, bueno porque permite a los rojiblancos seguir sin perder, supo finalmente a poco porque el Almería tuvo las mejores ocasiones, aunque es cierto que el Alcorcón empujó bastante más.

Once rojiblanco. Once rojiblanco.

Once rojiblanco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios