UD Almería

Visita fugaz de Al-Sheikh a técnico y jugadores

  • El presidente se ha reunido por sorpresa para intentar reconducir la minicrisis desatada por el bache de resultados que atraviesa el equipo y recordar el objetivo ineludible de ascender

La seguridad del jeque impidió que pudieran tomarse imágenes La seguridad del jeque impidió que pudieran tomarse imágenes

La seguridad del jeque impidió que pudieran tomarse imágenes

Turki Al-Sheikh ha vuelto a sorprender con una visita a Almería cuando nadie lo esperaba. Recién superada su convalecencia tras su operación en Estados Unidos y sin aviso previo por parte de la entidad, el presidente se desplazó hasta tierras almerienses para reunirse con el plantel y con José María Gutiérrez.

Los acontecimientos se precipitaron justo después de al comparecencia de prensa del técnico madrileño para hablar de la visita a Huesca de este sábado. El equipo de seguridad que se desplaza con el jeque saudí había acotado la zona de la sede del club en las instalaciones del Estadio de los Juegos Mediterráneos para evitar las miradas curiosas y de los medios de comunicación.

Era cerca de la una de la tarde cuando el propietario del conjunto indálico se veía las caras con los futbolistas y con José María Gutiérrez exclusivamente en la sala que hay en las dependencias interiores de la instalación donde los jugadores suelen desayunar. El billonario estaba acompañado por el argentino Darío Drudi, que ejerce de ojeador del club, y también se dejaron ver por la zona el agente portugués Joao Gonçalves, que hizo todos los movimientos en el mercado veraniego e invernal, y el vicepresidente de la entidad, el igualmente saudí Yazeed Altwyjri, que no suele prodigarse por estos lares.

Tras un encuentro de poco más de tres cuartos de hora en el que se presupone que le deseó ánimo al plantel para que salga de esta mala racha de tres partidos sin ganar y recordó el ineludible objetivo de ascender sí o sí, al filo de las dos de la tarde su equipo de seguridad iniciaba la 'operación despiste' para sacarlo de las instalaciones deportivas sin ser visto por los periodistas que montaban guardia a las puertas para recabar alguna imagen de la fugaz visita.

Turki al-Sheikh rodeado por su comitiva de seguridad en su anterior visita de septiembre Turki al-Sheikh rodeado por su comitiva de seguridad en su anterior visita de septiembre

Turki al-Sheikh rodeado por su comitiva de seguridad en su anterior visita de septiembre / Rafael González (Almería)

Eran poco menos de las dos de la tarde cuando la comitiva compuesta por varios vehículos de alta gama comenzaba a desfilar por la puerta principal del Estadio, si bien el coche que recogió a Turki al-Sheikh accedió a la pista interior de calentamiento del recinto para sacarlo desde allí por la puerta ubicada en el Fondo Sur, normalmente cerrada, esquivando así a los medios de comunicación presentes.

Se trata de la tercera vez que el máximo mandatario unionista visita Almería. La primera se produjo con motivo de la compra de la propiedad a Alfonso García el pasado 2 de agosto, luego regresó en septiembre para hacer su primera comparecencia de prensa pública, en la que prometió tener construida la Ciudad Deportiva para el mes de abril, objetivo ya del todo inalcanzable al no haberse puesto siquiera la primera piedra.

Llamó poderosamente la atención el celo que su equipo de seguridad puso para que no pudiera captarse ninguna imagen del jeque, hecho interpretado por las posibles secuelas físicas de su reciente intervención quirúrgica en una clínica neoyorquina. Al poco de abandonar el Estadio Mediterráneo, Al-Sheikh y su séquito se subían a su jet privado en el aeropuerto de Almería para poner rumbo, previsiblemente, hacia Riad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios