AD Alcorcón | UD Almería | El marcaje

El banquillo no es el sitio de Coric

  • Los dos goles rojiblancos partieron de sus botas

Coric celebra con Maras el 1-2. Coric celebra con Maras el 1-2.

Coric celebra con Maras el 1-2.

Si para algo sirvió el encuentro de ayer, es para que Pedro Emanuel se dé cuenta de que Coric necesita ya algunos partidos completos para demostrar si vale o no como guía del equipo. Aunque el principal problema del Almería radica en la poca solidez que aporta la medular ante las bajas de Aguza y Petrovic, es cierto que en las últimas semanas estaban faltando ideas en la mediapunta.

El comienzo de temporada de Chema fue bueno, prometedor, como la temporada anterior con FF, que ayer estaba en el banquillo rival. Sin embargo, el sevillano se ha venido abajo, como todo el equipo, desde la derrota ante el Cádiz. Desde entonces, Coric ha tenido minutos sueltos en los que ha demostrado que merece una oportunidad. En Santo Domingo, con 45 minutos por delante y con el Almería nuevamente perdiendo, cambió la floja cara de la primera parte y el equipo fue capaz de reponerse.

No es que el croata jugara el partido del siglo, pero su calidad le sirvió para ser el mejor en un encuentro tan mediocre. Se movió bien entre líneas, se ofreció donde hacía daño, tiró un par de buenos desmarques y, lo más importante, puso dos balones al corazón del área, donde hace daño, donde se fabricaron los dos goles almerienses.

Con 1-2, el partido debía estar muerto. Al Almería le tocaba moverla y desquiciar a un Alcorcón que estaba con uno menos. El empate llegó en una acción aislada y a un fallo en cadena, en el que destacó René. Había que controlar el balón y el juego en esos momentos, pero si en un saque de banda largo te marcan un gol, es que algo no funciona.

Salvó un empate el Almería que deja una sensación rara. No agridulce, sino más bien sin demasiado sabor, puesto que cualquier marcador podía haber sido justo. Un punto más en el casillero, que sobre todo debe hacerle abrir a Pedro Emanuel los ojos. El Almería necesita un cambio de actitud, posiblemente tácticamente haya que introducir alguna variante y algunos jugadores como Coric merecen, mínimo, una oportunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios