El acta de Vivancos

La decisiva labor de los laterales

  • Ante los canarios se comprobó que el aguante físico de Balliu y de Akieme dio para lograr la victoria

  • Lazo, y especialmente Villalba, han vuelto a mostrar parte de su repertorio

Sadiq recoge el trofeo al mejor jugador del mes de enero. Sadiq recoge el trofeo al mejor jugador del mes de enero.

Sadiq recoge el trofeo al mejor jugador del mes de enero. / LaLiga

Una plantilla de Segunda en la que se considera a Lazo, Villalba y Villar suplentes, nos muestra a las claras el potencial del que dispone esta UDA. Aun no estando los tres jugadores mencionados a su mejor nivel, la cantidad de minutos de juego que acumulan por las rotaciones, les da margen suficiente para ir recuperando la confianza. Todos estos movimientos de piezas, como si de una partida de ajedrez se tratara, los está gestionando de maravilla José Gomes. Más o menos, lo que siempre se ha dicho de tener a todos enchufados.

El caso es que Lazo, y especialmente Villalba, han vuelto a mostrar ante Las Palmas parte de su repertorio, el que les otorgó un nombre importante en el fútbol profesional. Un lujo al alcance de cualquier entrenador, que aun así debe saber manejar una plantilla plagada de gallitos. ¿Y Villar? Sí, sus tantos pueden ayudarle sobremanera, pero no nos engañemos, estuvo voluntarioso, en su sitio en el segundo gol, y poco más. Después de todos estos merecidos halagos, vienen las dudas, pues durante la primera mitad apenas se generó peligro ante un contrario que competía a un ritmo pausado. Menos mal que uno de los fijos se convirtió en el Messi de su equipo, y además desde un lateral; no es otro que Balliu.

En un artículo especial publicado este domingo, como complemento a la entrevista que Paco Gregorio realizó a Gomes y que publicó este diario, aludí a una de las claves del sistema del técnico luso de la UDA, la capacidad pulmonar de sus laterales, ya que ambos deben ocupar gran parte del terreno de juego. Ante los canarios se comprobó que el aguante físico de Balliu y de Akieme dio para lograr la victoria. La actuación del lateral derecho rojiblanco, especialmente durante la primera mitad, fue de manual. No solo se debe destacar su velocidad y despliegue físico, que le permitía estar en defensa y en ataque casi a la vez, sino su precisión técnica a la hora de asistir a Lazo para generar la ocasión más clara de la primera parte, y su magno control y de nuevo asistencia a Lazo que a la postre provocó el penalti en un momento clave del choque. Más no se le puede pedir.

En la segunda mitad Morlanes proporcionó la fluidez que faltó a la UDA hasta el descanso

Pero en la segunda mitad le tocaba a Akieme. Por un momento pensé que Sadiq se había colocado disimuladamente en el descanso la camiseta del lateral izquierdo rojiblanco. El ver rematar a un lateral en el corazón del área, en una jugada que no era a balón parado, ratifica lo dicho acerca del papel de los laterales en el esquema de Gomes. Tampoco habría que olvidar algo que desde estas líneas se ha reivindicado a menudo, la falta de un recambio de garantía para Morlanes. El concurso del centrocampista organizador en la segunda mitad proporcionó fluidez, la misma de la que adoleció la UDA durante los primeros 45 minutos. No se fichó a un jugador de sus características en este mercado de invierno, hecho que ojalá no le influya a un equipo que el próximo miércoles se juega el liderato. El mismo que ostentará al término del campeonato, según aseveró el técnico canario Pepe Mel, al término del encuentro. Si lo dice Mel, habrá que creerlo...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios