Univ. de Almería

La UAL pone en marcha su Aula de Debate para formar a los ciudadanos del futuro

La UAL pone en marcha su Aula de Debate para formar a los ciudadanos del futuro La UAL pone en marcha su Aula de Debate para formar a los ciudadanos del futuro

La UAL pone en marcha su Aula de Debate para formar a los ciudadanos del futuro / D. A. (Almería)

El Aula de Debate de la Universidad de Almería ha comenzado su andadura con la presentación de sus actividades para el curso 2020-2021. El acto ha contado con la participación de uno de los expertos en debate universitario de este país, Manuel Bermúdez, que es profesor titular de Filosofía de la Universidad de Córdoba y director del Aula de Debate de dicha universidad. Bermúdez ha ofrecido una conferencia sobre la importancia del fomento de la expresión oral y el pensamiento para todos los universitarios.

Además los asistentes han participado en un debate como pistoletazo de salida a este Aula promovida por el Vicerrectorado de Estudiantes, Igualdad e Inclusión. “El debate nos permite acercarnos en profundidad a las distintas facetas de un mismo tema y compartir espacio con las personas que defienden esos puntos de vista. En el fondo, si lo despojamos del afán de vencer o convencer al contrario, el debate es un instrumento pedagógico que nos permite conocer y comprender más y mejor a las personas y a la sociedad que nos rodea”, ha defendido la vicerrectora Maribel Ramírez.

Este curso habrá dos niveles de formación: el básico, para aquellas personas que se incorporan al mundo del debate y la oratoria y un nivel avanzado más centrado en los aspectos de competición. Además, siempre que la pandemia lo permita se desarrollará un Debate de Competición y también se trabajará en la formación específica para la defensa de trabajos de Fin de Estudios que se realizará a partir del mes de abril del año próximo.

Manuel Bermúdez ha defendido la necesidad de enseñar técnicas de debate para que los estudiantes sean capaces de defender un argumento. Una de las tres capacidades, que según los principales expertos a nivel mundial reunidos en 2012 en la London School of Economics, van a necesitar los trabajadores del siglo XXI junto con “el conocimiento básico de matemáticas y estadística y el conocimiento elemental del inglés”. Bermúdez explica que “la capacidad de defender un argumento es la que más abandonada está en todos los niveles de nuestro sistema educativo. Por eso es ahí donde hacemos mayor hincapié a través de las técnicas de debate”.

También ha destacado la multitud de beneficios de corte académico, intelectual y social que aporta el debate. “Para empezar, hemos constatado una mejora sustancial del rendimiento académico en todas las personas que se dedican al debate. Además, la capacidad de razonamiento, reflexión, abstracción, síntesis y explicación quedan extraordinariamente potenciadas, de modo que los debatientes se sienten capaces de volcar todas esas habilidades en su desempeño intelectual, ya sea en los exámenes, trabajos o presentaciones orales”. Por último, ha explicado que las relaciones personales se ven también mejoradas y sirve como herramienta frente al bullying.  “No solo por los lazos de amistad y amor que se generan en los torneos de debate y en las formaciones, sino que también hemos constatado empíricamente que hay una mayor resistencia al acoso entre los estudiantes que practican debate. Quizá se deba a que un mejor uso de la palabra puede aumentar la seguridad de las personas, pero también su capacidad de explicarse y defenderse frente al problema del bullying”.

Sobre las habilidades que puede tener un buen orador, Bermúdez explica que éstas pueden trabajarse con “tesón, esfuerzo y sacrificio”. Y que la clave es saber ver la importancia del diálogo y el consenso, del aprendizaje. “Más allá de a quién se declara vencedor de un debate, el éxito del mismo debe medirse en la medida en que uno ha aprendido sobre el tema discutido”.  También ha alabado el trabajo realizado por la UAL para poner en marcha su Aula de Debate. “Considero que los mimbres básicos de la democracia se sustentan sobre conceptos como diálogo y consenso y ambas ideas se refuerzan a través del debate. A través de esta actividad estamos mejorando los perfiles de los ciudadanos del futuro, de ahí que su fomento mejore nuestras esperanzas para una democracia más saludable”.

Tas la ponencia de Manuel Bermúdez, se ha desarrollado un debate de exhibición con debatientes de las universidades de Córdoba, Granada y Murcia. En él ha participado el formador del Aula de Debate de la UAL, Gonzalo Herreros, para quien “la participación en un Aula de Debate aporta al alumnado capacidad de síntesis, mejora en la estructura de cualquier argumento o idea, capacidad crítica, mejora en el trabajo en grupo, rapidez, frescura al enfrentarse al público, aumenta su credibilidad y su seguridad, ayuda a disminuir sus miedos y, en último término, forma a ciudadanos más maduros y responsables”.

Firme defensor de la creación de aulas de debate en las universidades, Herreros cree que “debería ser algo casi obligatorio, o por lo menos legalmente articulado de algún modo. El día que nos demos cuenta que el desarrollo de las habilidades comunicativas es tan importante como saber matemáticas o inglés estoy seguro de que en 20 años el mundo habrá cambiado”.  Por último, ha indicado que para que las aulas de debate sean una realidad en el ámbito universitario español queda mucho trabajo. “Las universidades de Andalucía, junto con las de Madrid, constituyen el principal bastión del debate universitario en España, pero aún queda por hacer, ya que de manera estable solo tienen aula de debate Córdoba, Málaga, Jaén, Granada y ahora también Almería”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios