Vivir

Agua bendita para las mascotas

  • Los vecinos del Casco Histórico celebraron la tradición bendición de animales y portaron a San Antón en procesión por las calles del barrio

  • No faltó la subasta de rabicos y roscos

Mientras varios perros se comunicaban entre ellos, un gato se acomodaba entre los brazos de su dueño y una tortuga esperaba a recibir el agua bendita en su recipiente. El sacerdote Tomás Cano, de la Iglesia de San Juan, bendijo a decenas de animales que llegaron acompañados de sus dueños para que afronten un año lleno de salud.

Todo comenzó a las 11:00 horas con la Santa Misa en honor a San Antón. Tomás Cano junto a los fieles disfrutaron de una liturgia muy especial. Con guitarra en mano, el sacerdote cantó junto a los pequeños de la parroquia y, posteriormente, gritó tres veces: “¡Viva San Antón!”, para concluir la eucaristía.

Un momento de la misa oficiada por Tomás Cano. Un momento de la misa oficiada por Tomás Cano.

Un momento de la misa oficiada por Tomás Cano. / Fran Murcia.

Antes de que concluyera, muchos vecinos ya estaban con sus mascotas en la puerta de la parroquia y la conciencia animalista estaba presente en sus calles: “Para tener un animal, lo tienes bien o no lo tienes". decían. 

Tras la misa, comenzó la procesión por las calles del barrio donde se podía otear la Alcazaba desde algunas de sus arterias principales. San Antón no tenía portadores oficiales sino que los propios vecinos son los que deciden llevarlo hasta llegar a la Ermita de San Antón, se podía ver cómo lo hablaban antes de la salida.

Procesión de San Antón. Procesión de San Antón.

Procesión de San Antón. / Fran Murcia.

Tras la procesión y sobre una plataforma en la explanada de la Ermita de San Antón. Ya allí comenzó el párroco a bendecir los animales que fueron apareciendo junto a sus dueños: Perros, gatos, conejos, tortugas y pájaros fueron las principales mascotas que estuvieron por el barrio.

La Asociación de Vecinos del Casco Histórico también estaba presente y vendían pañuelos con el objetivo de sacar fondos para la parroquia. También recaudaban dinero mediante la venta de papeletas que sorteaban unas cestas con comida y pin con formas de rosco de pan.

Tras la bendición, el párroco comenzó la subasta de rabicos, roscos de pan de aceite, dulces y empanadas. El relevo se lo tomó Alfredo Casas y el sacerdote siguió bendiciendo los animales que llegaban a la plaza. Incluso, su propio perro estuvo presente en esta bendición.

Subasta de rabicos, roscos de pan y dulces. Subasta de rabicos, roscos de pan y dulces.

Subasta de rabicos, roscos de pan y dulces. / Fran Murcia.

Esta subasta sirvió para conseguir fondos para la parroquia y los vecinos estuvieron entregados a la causa. También pudieron disfrutar de una barra donde se podía disfrutar de unas cervezas y unas tapas para afrontar un mediodía de convivencia. No faltaron algunos políticos como Carolina Lafita, Adriana Valverde y Miguel Cazorla, entre otros.

De esta forma, las fiestas de San Antón concluyen después de una semana plagada de actividades y con actividades con tanta tradición como las Hogueras de San Antón. Una gran labor ha realizado la Asociación de Vecinos del Casco Histórico, propulsora de su programación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios