Vivir

José Antonio Sánchez coge las riendas de la Hermandad del Nazareno de Berja

  • El pasado 22 de noviembre tuvo lugar el Cabildo General de Elecciones tras el cual salió proclamado este cofrade que atesora casi tres décadas de historia en esta corporación

José Antonio Sánchez Fernández. José Antonio Sánchez Fernández.

José Antonio Sánchez Fernández. / D. A.

El pasado día 22 de noviembre, se llevó a cabo en "el cuartillo" el Cabildo General de Elecciones y posterior proclamación de José Antonio Sánchez Fernández como Hermano Mayor de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores de Berja, renovando el cargo durante cuatro años tal y como reflejan los estatutos.
Sánchez Fernández ,el cual lleva casi tres décadas de pertenencia a la corporación virgitana, tiene ante si dos grandes proyectos iniciados durante el anterior mandato, a los que pretende dar continuidad durante el presente ,con la ilusión de verlos finalizados o con el mayor grado de ejecución que posibilite la situación económica principalmente.
El primero de los mismos en dar inicio, y que presenta mayor estado de ejecución, está consistiendo en la profunda restauración que se está llevando a cabo sobre el paso del cristifero titular, el paso del Nazareno, la cual corre a cargo del tallista cordobés José María Higuera y se centra en un enriquecimiento general, para el cual se esta procediendo a ampliar el respiradero, la incorporación de un baquetón nuevo así como maniguetas, crestería y cartelas, empleando para ello madera de cedro, y cuya culminación del proyecto correrá también a cargo del propio Higuera, mediante el dorado con oro fino bruñido 23, 3/4 con zonas mateadas y policromía estofada.
En lo que al restante proyecto se refiere, atendiendo a una reivindicación histórica como es el contar con una casa de hermandad propia acorde a las necesidades de la cofradía, y que con el acto simbólico de la colocación de la primera piedra el 16 de septiembre del pasado año ponía el punto de partida para su construcción de modo oficial, en un solar de titularidad municipal, destinado para tal fin en la calle Pardo junto a la Escuela Municipal de Música.
Esta concesión, a modo de cesión, ha sido por 75 años con la premisa de un periodo de ejecución de ocho años, por parte del consistorio virgitano, en una apuesta sin precedentes por este tejido social y patrimonial que conforman las cofradías, cediendo dichos terrenos distribuidos de forma estratégica por el centro urbano, a aquellas que no disponían de casa de hermandad propia contribuyendo de esta forma al engrandecimiento de las mismas y por ende contribuyendo a aumentar el esplendor de la Semana Santa virgitana referente en la comarca del poniente y entre las más destacadas del panorama provincial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios