CABALGATA DE REYES MAGOS DE ALMERÍA La ilusión no entiende de edades

  • Miles de almerienses, niños y mayores, acompañan la cabalgata de los Reyes Magos por las principales arterias de la capital

Gaspar, montado en camello, frente a la Alcazaba de Almería Gaspar, montado en camello, frente a la Alcazaba de Almería

Gaspar, montado en camello, frente a la Alcazaba de Almería / Javier Alonso (Almería)

Gaspar, montado en camello, frente a la Alcazaba de Almería Gaspar, montado en camello, frente a la Alcazaba de Almería

Gaspar, montado en camello, frente a la Alcazaba de Almería / Javier Alonso (Almería)

La ilusión que despierta la llegada de los Reyes Magos no entiende de edades. Niños y mayores de toda la ciudad salieron este domingo a la calle para recibir el paso de Sus Majestades por su recorrido por el centro de la capital almeriense.

Antes incluso de que se procediera a la salida oficial en la entrada a la Rambla Obispo Orberá desde la avenida de Federico García Lorca, ya desde que las carrozas y el cortejo partieron desde el anfiteatro de la rambla comenzó el lanzamiento de caramelos.

La banda tocaba un clásico de estas fechas, ‘Feliz Navidad’, al llegar al punto de partida oficial y ‘El tren de la Navidad’ de Surbús hacía de avanzadilla para lo que venía a continuación. Y fue ahí cuando la magia navideña comenzó a sentirse.

En ese punto, unión entre dos de las principales arterias de la ciudad, se congregaba el mayor número de almerienses. Cientos de niños a hombros de sus padres, con estos haciendo piruetas para coger al vuelo, o agacharse al suelo las veces que fuera preciso, los caramelos que volaban desde cada una de las carrozas. Otros, más entrenados de años anteriores, levantaban directamente una bolsa a la espera de que el ‘triple’ del rey mago o paje de turno entrara dentro. También muchos teléfonos móviles grabando o retransmitiendo online en instagram el paso del cortejo.

Y así, fueron desfilando muñecos de nieve con Papá Noel, Mickey Mouse o el Tío Gilito; los Carteros Reales de Correos; hadas y elfos; pastorcillos; la luna, el sol o la mismísima estrella de Navidad, en medio de un espectáculo de luces, fuego y música navideña interpretada en directo entre las que no podía faltar otro clásico de las Navidades, ‘All I want for Christmas is you’.

El fin de la cabalgata reservaba el paso de sus tres grandes protagonistas. Melchor, un animado Gaspar y Baltasar, acompañados por camellos y pajes reales a caballo, llenaron de ilusión a los niños y mayores que salieron a su paso.

En total se repartieron dos millones de caramelos, blanditos y aptos para celiacos, y se apostó por la accesibilidad e inclusión, con plataformas para personas con movilidad reducida y/o diversidad funcional, instaladas en Obispo Orberá y en el Paseo de Almería; la participación de miembros de la Asociación ANDA junto a Duda Teatro, que realizarán el pasacalles inclusivo “La luz rompe barreras’; o la Asociación Almería Acoge, que también tuvo un papel destacado dentro del séquito real de 500 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios