Vivir

Canjáyar ya espera las reliquias del beato Lisardo Carretero Fuentes

  • Han disputado un espacio en la capilla Martirial de la iglesia para este mártir beatificado en 2017

Párroco de Canjáyar, Jesús Martín Gómez, junto al lugar donde se ubicarán las reliquias del beato Lisardo Carretero. Párroco de Canjáyar, Jesús Martín Gómez, junto al lugar donde se ubicarán las reliquias del beato Lisardo Carretero.

Párroco de Canjáyar, Jesús Martín Gómez, junto al lugar donde se ubicarán las reliquias del beato Lisardo Carretero. / d. a.

En la iglesia parroquial de Canjáyar ya todo está preparado para recibir las reliquias del que fuera párroco de este pueblo alpujarreño, el beato Lisardo Carretero Fuentes, que fue elevado a los altares junto con otros 114 mártires el pasado 25 de marzo de 2017.

El lugar de recepción de las reliquias será la "capilla Martirial" que se ha dispuesto en el lateral derecho del presbiterio del templo parroquial. En dicha capilla se encuentra desde siempre la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, imagen pasionaria que hace también clara referencia al martirio sufrido por el párroco y el Beneficiado de la Catedral Almeriense, también beato Martín Salinas Cañizares, nacido en esta población.

El pasado 6 de noviembre quedó inaugurada la cripta martirial de la Iglesia de San Miguel, en las Salinas de Cabo de Gata, y fueron entregadas al párroco de Canjáyar y a las familias de los beatos unas tecas con reliquias significativas de los mismos. Reliquias, que contenidas en sendos relicarios, serán también depositadas en la capilla del templo parroquial bajo los cuadros de los beatos encargados al pintor granadino Juan Antonio Díaz Losada.

Ahora mismo se está preparando el día de recepción del cuerpo del Beato Lisardo Carretero Fuentes. "Deseamos que sea un día festivo y solemne en el que todo el pueblo se implique para celebrar la santidad de aquel que fue su párroco hasta entregar la vida en el ejercicio de su ministerio" ha declarado el párroco de Canjáyar, Jesús Martín Gómez. La familia del Beato también está muy entusiasmada en la preparación de este día de gozo para todo el pueblo de Canjáyar.

Hay que recordar que gracias a la intervención de Don Lisardo, la Santa Cruz del Voto, insignia preciadísima del pueblo, fue rescatada de la destrucción del patrimonio religioso que se desató en aquellos primeros días de la Guerra Civil. Es por ello que la devoción por el Beato párroco del pueblo deberá ir ligada a la ya centenaria devoción por la Santa Cruz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios