Vivir

Francisco Blay, el entusiasmo por enseñar música antigua a través del sacabuche

  • El profesor ya ha impartido este taller en siete ocasiones y se muestra feliz por volver como docente del Festival

  • Este año cuenta con un alumno nuevo, además de los que repiten

Si destaca por algo Francisco Blay es por su entusiasmo por el Festival velezano. El profesor del Taller de Sacabuche ha impartido su taller en siete ocasiones y regresa en esta edición para transmitir su talento a los jóvenes.

Blay define la principal finalidad de esta edición: "Este año al igual que años anteriores vengo con más ilusión si cabe y con el mismo reto que me propongo, que los alumnos se introduzcan en el mundo de la música antigua a través del sacabuche".

Este año cuenta con un alumno nuevo y el resto son de ediciones anteriores por lo que "tienen buen nivel". Para Blay, la semana musical velezana es un momento especial del año: "Cuando entraba a Vélez Blanco me entraron unos nervios como cuando voy a tocar un concierto importante. Llevo más de 20 años tocando en orquesta sinfónica. Fue una mezcla entre alegría y compromiso. Creo que surge porque me siento afortunado de que me sigan invitando. Hay que mantener y subir ese nivel de cada año".

Blay destaca la originalidad de este taller: "Este es un curso especial porque los alumnos van a trabajar un repertorio que no trabajan en los conservatorios durante el resto del año, Renacimiento y Barroco. Además, tocan un instrumento que en muy pocos conservatorios se puede estudiar, solamente en Barcelona, Granada y Sevilla de forma testimonial".

Antes de que comenzara como profesor, Francisco Blay visitó el Festival como intérprete durante tres ocasiones distintas. "Lo conozco desde hace 10 años". Uno de los intereses del profesor es que los sacabuches interactúen con otros talleres. "El primer año ya trabajé con con Coro y Danza. Desde el año pasado, empezamos a crear sinergia con Jorge Enrique y Noelia. Seleccionamos un repertorio para ver qué cosas pueden funcionar el día del concierto".

El docente se muestra muy sorprendido por algunos de los alumnos que participan: "Hay gente joven, pero también jubilados que siguen formándose, cultivándose. Para mi tiene mucho mérito que algunas personas que están trabajando en otros oficios cojan su semana de vacaciones para los talleres".

Para el concierto quiere preparar unos madrigales y quiere trabajar con los alumnos en piezas de cine para ver cómo sonarían los sacabuches.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios