Vivir

Homenaje al patio del Castillo y a Bach en el concierto de alumnos y profesores

  • Los participantes de los distintos talleres demostraron lo apfrendido durante toda la semana con diferentes actuaciones que consiguieron cautivar al público y a sus compañeros

El taller de Viola da Gamba demostró sus conocimientos. El taller de Viola da Gamba demostró sus conocimientos.

El taller de Viola da Gamba demostró sus conocimientos.

Tocaba demostrar lo aprendido. Tienen talento, buenos profesores y música de primer nivel. Nervios, incertidumbre y muchas ganas de culminar lo que han empezado. El Concierto de Alumnos y Profesores del XII Festival de Música Renacentista y Barroca se celebró en la Iglesia del Convento de San Luis.

Para comenzar el concierto, los talleres de Viola da Gamba (dirigido por Noelia Reverte), Sacabuche (Francisco Blay) y Canto Coral (Jorge Enrique García, junto al pianista acompañante Joaquín Torrecillas) iniciaron el repertorio que estuvo compuesto por momentos inolvidables.

Pero no se inició con ninguna melodía barroca ni renacentista. La banda sonora de Moon River, de Henry Mancini (1924-1994), protagonizó el comienzo de esta concierto. El objetivo de Francisco Blay era sentir cómo sonaba este tipo de música con los sacabuches. También lo tocaron como homenaje especial al Patio del Castillo de Vélez Blanco, que se instalaba en el Museo Metropolitano de Nueva York en los años en los que se creó y difundió esta famosa melodía. Una forma particular de expresar el recorrido musical que ha acompañado a esta renacentista desde Vélez Blanco a Nueva York.

Los sacabuches interpretaron posteriormente Pasacalle, de Andrea Falconeri (1585-1656), en agradecimiento al compromiso con el Festival, principalmente a dos partes importantes del mismo, Helena y Alba Martínez.

El taller de Viola da Gamba sorprendió por su calidad y con la gran interpretación de Ricercada primera,La Spagna. Posteriormente, se unieron el taller de Sacabuche para la pieza Ricercada primera,Passamezzo antico, de Diego Ortiz (1510-1570) y así mostrar el trabajo transversal entre talleres.

Los instrumentos se fueron sumando con la participación de algunos profesores e interpretaron conjuntamente Dios te salve cruz preciosa, Cancionero de Palacio, siglo XV; y Pavane et gallardo de la bataille, anónimo, 1583. Algunos de los componentes salieron de escena y el profesor de Canto Coral y contratenor puso voz a la obra De tus biens plein, de Hayne von Fizeghem. En este bloque, el violín barroco de uno de los alumnos también cobró protagonismo en algunas de las piezas que se interpretaron.

Le tocaba el turno al taller de Canto coral que, conjuntamente, con las dos violas da gamba ofrecieron al unísono Al enredador, de anónimo, siglo XVII. Cancionero de Turín; y Vuelvo de nuevo al llanto, anónimo, siglo XVII. Con los sacabuches y piano, interpretaron Ave María, atribuido a Tomás Luis de Victoria.

Posteriormente, el mismo grupo interpretó Misa para las ferias de Cuaresma y rogaciones. Catedral de Almería, libro de coro nº 35. Antonio de la Paz, Maestro de Capilla de la Seo, entre 1628 y 1637 (Kyrie, Sanctus y Agnus Dei).

El Taller de Orquesta Barroca, dirigido por Aaron Zapico, y contando con José Vélez como violinista acompañante, interpretó Suite no. 1 BWV1066 (Courante-Gavotte 1), de J. S. Bach; y Pequeña música nocturna, kv525, de W. A. Mozart (Allegro-Rondeau-Allegro). Según explicó Zapico "hoy es 268º aniversario del fallecimiento de Bach y hemos ampliado hasta la primera parte del clasicismo con Mozart".

El teniente alcalde del Ayuntamiento de Vélez Blanco, Dietmar Roth, recordó una frase para acabar que expresó en la inauguración: "La cultura no la hacen los ministros, sino la gente que lo crea y la consume". Fernando Martínez, director del Festival, completó el agradecimiento de Roth y junto a los profesores entregó los diplomas acreditativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios