Huércal-Overa

La Soledad da el claquetazo

  • Como cada Viernes de Dolores el Paso Negro huercalense traslada a su titular hasta su casa hermandad

La Soledad da el claquetazo. La Soledad da el claquetazo.

La Soledad da el claquetazo.

El pórtico a la semana mayor de Huércal-Overa lo ha protagonizado Nuestra Señora de la Soledad. Cada año, tras concluir la novena en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, se realiza a las 21:00 horas el solemne y fervoroso traslado de la imagen hasta su casa hermandad o Capilla del Santo Sepulcro.

La Virgen, llevada por una cuadrilla de horquilleros, estuvo arropada musicalmente por la Asociación Municipal Virgen del Río y por cientos de fieles a la imagen y a la Semana Santa. Fue una procesión que no llegó a las 3 horas de duración y que transcurrió por las calles del casco histórico.

El solemne cortejo lo abrió la Banda de Cornetas y Tambores Madre Asunción, seguido de los estandartes del Paso Negro y la Virgen de la Soledad, más dos filas de penitentes sosteniendo cirios y llevando los símbolos de la Pasión.

La Dolorosa de la localidad es una obra del escultor y restaurador José M. Sánchez Lozano que data de 1976 y posiblemente pueda tratarse de la advocación de Dolorosa más antigua de la provincia. Es la primera imagen alrededor de la cual se formó una Hermandad en Huércal-Overa para rendirle tributo. El pasado año el palio cumplió 25 años. En el vecino municipio de Águilas se venera otra dolorosa del mismo nombre de gran similitud que no sorprende al ser una obra del mismo autor.

El solemne cortejo de la Soledad. El solemne cortejo de la Soledad.

El solemne cortejo de la Soledad. / David Borg.

La Pontíficia, Real, Venerable e Ilustre Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Santo Sepulcro del Redentor realiza su estación de penitencia cada Viernes Santo a las 20:30 horas. Además de los dos titulares mencionados también salen en procesión el paso de misterio de La Oración en el Huerto y la Virgen del Río, que goza de gran devoción y es considerada la patrona devocional del termino municipal.

Ayer, sábado de Pasión, las calles huercalenses fueron testigos de otro traslado y de que la Semana Santa ya no tiene vuelta atrás. El Paso Morado trasladaba la imagen del crucificado llamado Santisimo Cristo de la Misericordia desde su capilla del Templo Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, hasta la Residencia de Ancianos ‘’Virgen del Río’’. La sagrada imagen realizada por el escultor madrileño Francisco Bellver y Collazos en el año 1860 estará expuesta en dicha residencia acompañando a los mas mayores hasta el Miércoles Santo, donde un grupo de regulares de Melilla lo llevarán de vuelta a la Iglesia para poder realizar finalmente la estación de penitencia de la hermandad y que está programada para las 20.30 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios