Vivir

Michael Thomas y los solistas de la OCAL traen a Vélez Blanco la música barroca de Bach y Vivaldi

  • El claustro del Convento de San Luis, restaurado como Escuela de Música, completó un aforo máximo reducido con motivo de la Covid-19

Un instante del concierto celebrado en Vélez-Blanco. / Fotos: Antonio Jiménez. Un instante del concierto celebrado en Vélez-Blanco. / Fotos: Antonio Jiménez.

Un instante del concierto celebrado en Vélez-Blanco. / Fotos: Antonio Jiménez. / D. A.

El concierto del pasado día 3 de agosto, a cargo de los solistas de la OCAL dirigidos por Michael Thomas, se dedicó a dos de las figuras cumbres de la música barroca, J.S. Bach y A. Vivaldi. El programa elegido  trasladó a los asistentes al barroco europeo con obras compuestas hacia 1725, siendo el violín su principal protagonista.

El claustro del Convento de San Luis, restaurado como Escuela de Música, completó un aforo, reducido por las condiciones sanitarias actuales, con un público entusiasmado ante la vuelta de la música renacentista y barroca y la brillante actuación de la OCAL.

Michael Thomas dirigió a la OCAL. Michael Thomas dirigió a la OCAL.

Michael Thomas dirigió a la OCAL. / D. A.

La cita comenzó con uno de los tres conciertos para violín solista de Bach, el Concierto para violín en La menor, una obra que denota la brillantez y refinamiento del compositor. A lo largo de sus tres movimientos, Michael Thomas hizo gala de su virtuosismo y del gran dominio y conocimiento de este instrumento.

La obra central de la noche fueron las Cuatro estaciones de Antonio Vivaldi, una música que expresa los sonidos y paisajes de la naturaleza a lo largo del año. El sonido de los pájaros, la fuerza del viento, la tormenta del final del verano, la lluvia que cae, el perro que ladra o el sonido de los rebaños en el campo, plasman el transcurso de cada una de las estaciones con su particular sonoridad.

El claustro del Convento de San Luis acogió esta cita. El claustro del Convento de San Luis acogió esta cita.

El claustro del Convento de San Luis acogió esta cita. / D. A.

La excelente interpretación realizada por el violín solista Michael Thomas, acompañado y seguido en continuo diálogo por el cuarteto de cuerda de los solistas de la OCAL, trasladó a los asistentes a la partitura de Vivaldi quien, con gran precisión, dejó anotado cada uno de los sonidos que pretendía se evocaran en cada uno de los conciertos. De este modo, y con gran sorpresa del público, destacó el momento en el que el solista fingió estar borracho caminando por el escenario simulando al campesino que celebraba la cosecha de uvas, tal como el compositor describió al comienzo del tercer concierto del otoño.

La magia sensorial de Vivaldi y la brillante interpretación efectuada entusiasmó al público que tras una larga ovación, arrancó un bis en el que se volvió a interpretar uno de los movimientos de las Cuatro estaciones.

Un año más han podido disfrutar en Vélez-Blanco de la Orquesta Ciudad de Almería, este año a través de los violines de José Vélez y Salvador Esteve, de Clara García con la viola y de Paloma García con el violonchelo, que, como ya se ha señalado, acompañaron magistralmente a Michael Thomas como violín solista.

Otro instante del concierto. Otro instante del concierto.

Otro instante del concierto. / D. A.

La Orquesta Ciudad de Almería, habitual en el Festival de Vélez Blanco, se ha convertido en el máximo referente y exponente de la vida cultural de la capital y provincia almeriense en lo que a música clásica se refiere. Esta orquesta ha crecido espectacularmente desde su primer concierto en 2001, gracias al apoyo de sus patrocinadores, el trabajo constante de sus componentes y a la proyección que le han dado los solistas y directores nacionales e internacionales de gran renombre que han colaborado con ella.

En ello ha tenido un papel fundamental la brillante trayectoria de su actual director, y solista en este concierto. Michael Thomas, comenzó a tocar el violín a los nueve años y a los once se convirtió en el miembro más joven hasta la fecha de la National Youth Orchestra of Great Britain. En 1971 fundó el Brodsky Quartet, que lideró durante 27, y la Cleveland Concertante, una orquesta de cuerda con la que Michael tuvo sus primeras experiencias como director. Invitado a dirigir numerosas orquestas nacionales e internacionales, como la Britten-Pears Orchestra, Musikene, Malmö Academy Orchestra, orquestas de las academias de Trinity, Guildhall y de la Royal Academy de Londres, etc. desde el año 2000 ha sido también director artístico de la Orquesta Joven de Andalucía.

Este evento forma parte de los conciertos de agosto organizados en Vélez-Blanco para unir el festival de 2019 con el de 2021

Este concierto forma parte de los Conciertos de agosto organizados en Vélez Blanco que pretenden unir el Festival de 2019 con el de 2021.

La organización de estos conciertos cuenta con el apoyo de Acción Cultural Española y de entidades privadas como Cajamar. Este esfuerzo pretende mantener la actividad musical de Vélez Blanco y contribuir a su desarrollo económico y social. Es una cita que ha suscitado emoción, alegría y esperanza tras los meses vividos en este país. Como dice el lema de su cartel, son una mirada abierta al XX Aniversario desde la que empezar a disfrutar de la música y actividades que nos acompañaran el próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios