Vivir

El 30% de los atendidos por el Plan Cruz Roja RESPONDE frente a la COVID-19 son personas mayores

  • Hasta el momento y en lo que va de año, en la provincia de Almería se han atendido a más de 5.500 personas mayores

El 30% de los atendidos por el Plan Cruz Roja RESPONDE frente a la COVID-19 son personas. mayores El 30% de los atendidos por el Plan Cruz Roja  RESPONDE frente a la COVID-19 son personas. mayores

El 30% de los atendidos por el Plan Cruz Roja RESPONDE frente a la COVID-19 son personas. mayores

Más del 30% de todas las personas atendidas a través del Plan Cruz Roja RESPONDE frente a la COVID, lanzado el pasado mes de marzo, son mayores de 65 años.

Este es uno de los datos que se desprende del balance realizado por la Organización humanitaria en relación a su Plan RESPONDE, la mayor operación humanitaria de la historia de la Organización en cuanto a movilización de recursos, capacidades y personas. Hasta la fecha, Cruz Roja ha apoyado a 2.550.000 personas. De ellas, se cuenta con todos los registros (nombres, apellidos y otros datos) de 876.000, de las cuales, el 30%, unas 256.000, son personas mayores de 65 años.

“Esto viene a demostrar, por una parte, el compromiso continuado que mantenemos desde hace años con las personas mayores, el principal colectivo al que atendemos, y, por otra, que la crisis sanitaria y socioeconómica generada por la COVID-19 ha golpeado especialmente a las personas más vulnerables”, indica María del Mar Moreno, responsable del Área de Personas Mayores de Cruz Roja Española en Almería.

Datos provinciales

Uno de los objetivos de Cruz Roja en su intervención con personas mayores durante estos meses de pandemia es el de tratar de reducir el aislamiento y la soledad, mejorando su autonomía. En la provincial de Almería hasta el momento en lo que va de año, se han atendido a más de 5.500 personas mayores.

Además, se han llevado a cabo más de 9.700 acompañamientos, más de 10.000 acciones formativas y 265 movilizaciones para citas médicas.

Durante el confinamiento continuaron las atenciones a mayores, sobre todo el acompañamiento emocional que se realizó por teléfono además de continuar atendiendo las necesidades como compras y suministros de medicamentos. Poco a poco se está retomando el contacto presencial y las actividades grupales siempre cumpliendo las medidas de seguridad por la crisis Covid19. Esta semana por ejemplo se han vuelto a realizar los talleres de gerontogimnasia que “tanto han agradecido los participantes”, explica Moreno.

“Las voluntarias y voluntarios se está entregando al máximo con las personas mayores, para hacer frente y prevenir posibles situaciones de soledad y aislamiento, maltrato, para influir sobre los hábitos saludables y la salud de las personas mayores, para mejorar su autonomía, para la activación a nivel cognitivo y para que las personas cuidadoras tengan acceso a los recursos necesarios para realizar su actividad de la mejor forma posible y llevándoles alimentos, medicinas, etc...”, recalca María del Mar Moreno.

Frente al impacto de la Soledad

Cruz Roja lleva más de treinta años desarrollando programas destinados a este sector de la población con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas mayores en su proceso de envejecimiento, reduciendo las desigualdades de género identificadas y en nuevas áreas que hasta ahora no eran tan evidentes como la soledad, falta de autonomía personal, deterioro cognitivo, abuso o negligencia, la pobreza, etc. Y también en las circunstancias que les rodean (contexto social y familiar, coyuntura socioeconómica…etc.).

El impacto de la soledad y su tremendo coste humano y económico preocupan especialmente a Cruz Roja. Precisamente, uno de los compromisos que adoptó la Organización en su última Asamblea General hace referencia a “Contribuir a romper el aislamiento y la soledad de las personas en situación de vulnerabilidad”. Es importante entender dos cosas: No todas las personas que están solas experimentan soledad, y hay muchas personas que se sienten solas estando acompañadas.

La labor de Cruz Roja para reducir la soledad y el aislamiento social involuntario se lleva a cabo mejorando su bienestar emocional y restaurando sus conexiones sociales a través del voluntariado. Más de 200 personas son voluntarias de Cruz Roja Española en Almería con personas mayores. Gracias a ellos y a ellas, Cruz Roja pudo atender en 2019 a más de 5.800 personas mayores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios