Vivir

La Reina del barrio de Pescadería desfiló por mar y por tierra entre vítores y flores

Espectacular bajada de la Patrona por una calle Cordoneros repleta de fieles. Espectacular bajada de la Patrona por una calle Cordoneros repleta de fieles.

Espectacular bajada de la Patrona por una calle Cordoneros repleta de fieles. / fotos: javier alonso

El barrio de Pescadería honró un año más a su Patrona, la Virgen del Carmen, acompañándola durante toda su procesión marítima-terrestre. La jornada, como marca la tradición, comenzó temprano en la Iglesia de San Roque, sede canónica de la corporación de gloria. A las diez, concretamente, tuvo lugar la Eucaristía que presidió Julio Ruiz de Zárate. En la misma participó el Coro Virgen del Carmen. A la Santa Misa asistieron autoridades civiles y militares de la ciudad, así como cofrades y miembros de la propia hermandad carmelita. También estuvo la presidenta de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Almería, Encarni Molina, y el Hermano Mayor de la Junta Gestora de la corporación, José Luis Cantón.

A las seis de la tarde se abrieron las puertas del cielo. Ese dintel de la Parroquia de San Roque desde el que comenzó a salir el cortejo. Por primera vez, la Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora del Carmen de Almería, a la cual debe su nombre, abrió el mismo poniendo sus notas musicales durante todo el desfile. Tras la formación musical, se sucedieron los distintos elementos que año tras año componen el cortejo, como el flotador, la bandera carmelita, el estandarte corporativo o el antiguo guion carmelita. Formaron parte del cortejo los concejales Carlos Sánchez, Carolina Lafita y Lola Haro. También las hermandades del Camino y Calvario, además de la presidenta de la Agrupación y autoridades civiles y marítimas.

Un año más, Manuel Sánchez Amate 'Tachuela' y su hijo Manuel José Sánchez Muñoz dirigieron a esta cuadrilla de costaleros que, como novedad, lució una camiseta rosa en apoyo a las personas que padecen cáncer de mama.

La 'Marcha Real' y 'Jesús del Prendimiento' fueron las dos primeras piezas que interpretó la Agrupación Musical Nuestra Señora del Mar a la Virgen del Carmen tras la dura y complicada salida del paso desde el interior del templo.

Desde los primeros pasos, con mucho mimo y delicadeza por parte de sus costaleros, se sucedieron los vítores y aplausos que llevó en volandas a la Reina de Pescadería durante su procesión marítima-terrestre. En la misma Plaza de San Roque tuvo lugar la primera petalá a la titular mariana. La procesión continuó por Corbeta hasta desembocar en Hipócrates, donde el Grupo Joven del Calvario, cofradía con la que la Hermandad de la Virgen del Carmen de Pescadería comparte sede, lanzó una lluvia de pétalos a la Patrona del barrio en una calle adornada con mimo por estos cofrades almerienses.

Especial fue también, un año más, la bajada por la calle Cordoneros, la cual encaró la Virgen del Carmen bajo otra petalá lanzada desde uno de los balcones. Desde otro de ellos, un joven del barrio interpretó 'Silencio', de Manguara, a la Señora del Carmen. Con la marcha 'Reo de Muerte' bajó la Reina de Pescadería, tras la cual se sucedieron largas filas de fieles y devotos dejando una bella estampa con la Alcazaba al fondo y en busca del muelle pesquero del Puerto. La Patrona lució gladiolos, rosas, claveles, alstromelias y lisantums, todos en tonalidad blanca, procedentes de la ofrenda floral del domingo. Fueron colocadas con delicadeza en el paso por los cofrades y floristas José Peralta y Víctor González. Aquí no pudo realizarse el tradicional baile de María La Rabota por ir la hermandad con retraso. Al entrar en el Puerto, como es habitual, la hermandad depositó un ramo de flores en el monumento que recuerda a los fallecidos en el mar.

A las 19:45 horas llegó la imagen mariana al Puerto de Almería a los sones de las marchas 'Oh, Pecador' y 'Cerca de ti'. Como siempre, la Reina de Pescadería fue bajada de su paso procesional para ser subida al pesquero 'Mi Afriquita' y comenzar una procesión marítima en la que por falta de tiempo y la entrada de barcos en el puerto no se pudo realizar la petalá en las escalinatas reales del puerto deportivo, aunque sí se realizó una oración en alta mar antes de volver al puerto a las nueve de la noche, Desde allí comenzó la procesión de vuelta que transcurrió por la Rotonda de Pescadería hacia calle Cordoneros nuevamente para continuar por Plaza de Don Marino, Valdivia y Juan Goytisolo. La Patrona se adentró en las principales calles de su barrio, muchas de ellas decoradas por el propio Grupo Joven de la hermandad. La procesión continuó por Remo, Rosario e Hipócrates hasta llegar al templo pasadas las once y media de la noche para poner el broche de oro a una intensa semana de cultos en honor a la Virgen del Carmen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios