Vivir

Suspenden los actos en honor al Cristo de Bacares

  • La hermandad recomienda que no se realice una peregrinación masiva durante los días de fiesta del municipio

Fotografía del acto en honor al Cristo del Bosque de Bacares, tomada en años anteriores. Fotografía del acto en honor al Cristo del Bosque de Bacares, tomada en años anteriores.

Fotografía del acto en honor al Cristo del Bosque de Bacares, tomada en años anteriores. / D.A.

Dadas las circunstancias, la hermandad del Santo Cristo del Bosque de Bacares comunica que quedan suspendidos los actos oficiales previstos, entre los que se encontraban, la procesión y la ofrenda floral. Lo que sí continúa, según manifiesta Consuelo Medina, vocal de la organización religiosa, son las visitas a la iglesia y la celebración de las misas. “Este fin de semana se espera a mucha gente”, es por eso, que desde la hermandad recuerdan que las puertas de la iglesia se mantendrán abiertas durante todo el año, y piden que no se haga peregrinación masiva, principalmente, para evitar aglomeraciones.

Asimismo, Medina explica que durante la eucaristía habrá un aforo máximo, limitado a 66 personas. Pero esta no será la única norma a cumplir, y es que también, se han establecido puntos de acceso y de salida; y se mantendrá la distancia de seguridad entre los bancos. Además de contratar a un grupo de desinfección, que limpiará la iglesia al finalizar la misa. En cuanto a las visitas, “no se van a poder sentar”, declara Medina. Consistirán en entrar, ver al santo y salir, porque “no podemos hacerlo de otra manera si queremos garantizar la seguridad”.

Sobre los horarios de la iglesia, Consuelo Medina aclara que durante los días 13, 14 y 15, fecha de las fiestas del municipio de Bacares, la iglesia abrirá desde por la mañana hasta la una de la madrugada, ya que “si los establecimientos cierran a esa hora, nosotros también”. Sin embargo este es un itinerario especial para ese plazo, pues ahora mismo, solo abren de las seis de la tarde a las nueve de la noche. Aun así Medina confiesa, que a veces, hacen excepciones, ya que mucha gente “llama pidiendo ir por la mañana a despedirse”. Es por eso, que la hermandad asegura que la iglesia está abierta para todo el mundo, y aunque tienen que seguir las medidas de seguridad, garantizan que “nadie se va a quedar sin ver al Cristo”.

Por otro lado, durante esos tres días tendrán lugar varias misas. El domingo 13 se celebrarán dos eucaristías. Una por la mañana, a las 12 horas; y otra por la tarde, que comenzará a las cinco. El lunes está previsto que sean tres. La primera a las ocho de mañana, seguida de otra a las doce, y la última, a las seis de la tarde. Y ya el martes, 15 de septiembre, solamente se organizará una misa, que se iniciará a las doce del mediodía.

En definitiva, la hermandad quiere llamar a la responsabilidad y afirma que no han prohibido nada. Pues, por ejemplo, está permitido que los fieles realicen obsequios al santo, aunque se haya suspendido la ofrenda floral. Para terminar, Medina asegura que este año se van a realizar más eucaristías, sobre todo, por dos motivos. El primero, porque se han visto obligados a reducir el número de asistentes. Y el segundo, porque al suspender actos, como la procesión, quedan huecos libres para celebrar misas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios